Adam Wainwright silenció por completo al bateo de los Cachorros y a todo el Wrigley Field. Foto: AP