Inconformes por los aumentos a la gasolina, residentes del valle “cerrarán” la delegación municipal y otras oficinas gubernamentales.