En mayo de 2014 el operador de C4 atendió la llamada que alertaba de la presencia del posible vendedor de droga.