La imputación que mantiene a Enrique Capitaine (centro) tras las rejas señala que él y sus cómplices forzaron a la víctima a subirse a un carro. Foto: Agencia Reforma