Misión de San Ignacio. Píccolo fue quien primero reconociera el paraje donde se estableció esta misión.