Más de la mitad del crudo de Pemex es pesado, y su producción en noviembre fue de 1.06 millones de barriles diarios, un 2 por ciento menos comparado con el mismo mes de 2016.