Durante 2017, en México fueron asesinados 13 periodistas, superando a países en zonas de guerra como Afganistán, Irak o Siria.