El frío intenso rompió marcas récord en Estados Unidos.