El Papa Francisco aconsejó enfocarse en la construcción de un mundo pacífico y acogedor.