Las temperaturas gélidas han causado por lo menos nueve muertes en EU.