El IMSS reecomienda que los niños no jueguen cerca o dentro de la cocina.