Entre 10 y 20 por ciento de los empleos en las líneas de ensamble en la industria automotriz, ha sido sustituida por robots e inteligencia artificial.