El cemento y concreto fueron los que más gozaron de una espiral alcista de precios.