Al inicio de la menopausia es común que se presenten síntomas conocidos como “calores súbitos”.