Los menores de cinco años tienen garantizada la cobertura con el Seguro Popular.