El nuevo formato del debate permitió ser más fluido, alimentado con preguntas enviadas por redes sociales.