Los visitantes llenaron los balnearios y los hoteles.