La canción aumenta las expectativas por la nueva producción de Steve Aoki, Neon Future III.