El laboratorio fue hallado en el fraccionamiento San Marcos, en Mexicali.