Hay que observar a los niños para detectar a tiempo la enfermedad.