Ayer se suscribió el acuerdo que oficializa el inicio de la obra que estará a cargo de la empresa Odis Adversa, de origen israelí.