Chivas al sótano

DEPORTES | 

 

El Guadalajara perdió 2-1 contra Tijuana en el Estadio Caliente, resultado que lo mandó al sótano en esa batalla por no descender, un punto abajo del Morelia.

Dos goles de Dayro Moreno le dieron otro mazazo al Rebaño, que tiene ya cinco derrotas en ocho partidos y no muestra evolución pese a que el torneo ya llegó a su primera mitad.
La noche inició bien para las Chivas ya que se fueron al frente en la pizarra al 34’ gracias a un cabezazo de Carlos Fierro, quien le ganó la posición al zaguero Juan Carlos Núñez luego de un centro de Daniel Ramírez, por el sector izquierdo.
El Guadalajara apostó por el orden y equilibrio, pero la descoordinación en el sector defensivo lo liquidó.
Al 38’, el contención Diego de Buen la hizo de "10” al filtrar el balón al movimiento de Dayro Moreno, quien se ubicó a la espalda de Carlos Salcedo y  aprovechó la distracción de Miguel Ponce, quien se quedó lejos de la acción. El colombiano, en el mano a mano, fue letal ante Antonio Rodríguez, y colocó la pelota pegada al poste derecho.
El infortunio para los rojiblancos se presentó al 48’, cuando Salcedo no pudo ganar en un balón dividido y el esférico le llegó pleno a Paul Arriola, de reciente ingreso y quien fue fauleado por el guardameta visitante.
El árbitro Roberto García Orozco marcó el penal, bien ejecutado por Dayro, arriba, cerca del poste derecho.

CONTRA LA PARED
Ese gol puso a las Chivas contra la pared, a jugar contra sus antecedentes cada que sale de casa, ya con cuatro derrotas en cinco duelos.
El técnico José Manuel de la Torre apostó a matar o morir con los ingresos de Marco Fabián, Isaac Brizuela y Ángel Zaldívar, para acompañar en el araque a Omar Bravo y al "Avión Ramírez, pese a dejar en Michael Pérez toda la responsabilidad de la contención.
Pero los relevos entraron apagados, sin darle a Chivas ese peso ofensivo por el que apostó el "Chepo”, aumentando la crisis porque ahora perdieron ante un equipo que no ganaba como local desde marzo. El capitán Omar Bravo provocó un conato de bronca, fiel reflejo de la frustración de un equipo con una historia enorme, pero un presente muy amargo.

Más Noticias