¿Dónde están?

DEPORTES | 
Por L.A.F.D. Fernando Ribeiro Cham
ribeirocham@gmail.com


Desde hace tres días, le he dado vueltas y vueltas a una frase, una pronunciada por el mandatario nacional en la ceremonia de reconocimiento a la delegación mexicana que asistió a los Juegos Olímpicos de Río 2016, "Alfredo Castillo sí sabe de deporte”.

El ex procurador de justicia en el Estado de México, procurador federal del consumidor, director de la AFI, colaborador de la PGR y comisionado para la seguridad de Michoacán, sí sabe de deporte, sí conoce el deporte, eso desde la perspectiva del presidente Peña Nieto.

A mí me parece una ofensa a la inteligencia de quienes nos dedicamos de tiempo completo a la actividad deportiva, la educación física o en términos generales a la cultura física. Pero lo que más preocupa no es que se mantenga al frente del máximo organismo deportivo del país, una persona que jamás ha tenido experiencia laboral en el área, ni conocimientos formales relativos al deporte, no, lo que más preocupa es la apatía de quienes deberían pedir un cambio, un giro en el timón para al menos, tratar de mejorar la organización deportiva.

Si en el país hay al menos 15 escuelas formadoras de recursos humanos en materia de deporte, con un promedio de 15 años de asistencia (algunas más de 35 años) y con no menos de 500 egresados, me pregunto en dónde están las voces de los 7,500 profesionistas, por qué los colegios de profesionistas del deporte de todo el país no le hacen llegar al presidente Peña, una propuesta de perfil para la figura del director de deportes o por qué no hubo voces de exigencia de los deportistas en el evento celebrado hace un par de días.

Hay dos cosas que matan al país en todos los sentidos, la corrupción y la apatía, las acciones de los "malos” y la indiferencia de los "buenos”. 

La decisión del presidente es también un claro desinterés por observar los modelos más exitosos de este país. Peña Nieto prefirió darle continuidad a una gestión de muchos errores y pocos, casi nulos aciertos, antes que buscar en el estado con mejores resultados deportivos en categorías infantiles y juveniles, o acá en el norte, en Baja California que han trabajado de forma ordenada y profesional. Tampoco se dieron cuenta de que la Autónoma de Nuevo León lleva más de 10 años siendo la mejor universidad del país en términos deportivos. 

Vamos a ser muy claros, la palabra que refleja el deporte en la administración de Enrique Peña Nieto es retroceso. Retroceso en Centroamericanos, Panamericanos, Mundiales, Olímpicos. Retroceso en el ordenamiento de las federaciones, en el respeto al marco normativo y en la capacidad de coadyuvar en la organización de eventos deportivos.

Me preocupa el rumbo que tiene el deporte nacional, pero más me preocupa la indiferencia generalizada de quienes pueden y deben alzar la voz y proponer, generar y actuar.

El deporte para el presidente Peña Nieto no es prioridad. Les adelanto algo, se vienen peores tiempos, tiempos de choque entre autoridades de gobierno, federativas, legisladores y demás. El deporte mexicano se acerca, a pasos veloces, a una época de oscurantismo. ¿Alguna luz?

Más Noticias