Manifiestis

PALABRA | 

Por Luis Damián Garibay*

Coordinar el evento Manifiestis ha sido una de las mejores experiencias de mi vida. Todo inició el año pasado cuando visité un café que está cerca de mi casa.

Le propuse a los dueños del lugar que podría organizar un evento artístico para atraer a más personas al café. Les pareció buena idea y en dos semanas se realizó Noche de Talentos, un evento donde tuve la oportunidad de invitar a amigos con diferentes cualidades artísticas que pudieron compartir con el público.

Las muestras fueron muy variadas, expusieron música de género rap, violín, canto de pop y balada, así como la lectura de poesía y cuento y la venta de historietas y fanzines.

Alrededor de 60 personas acudieron al evento. Me pareció magnífico y desde siempre conté con el apoyo de mi familia, amigos, coordinadores del café y de la plaza que en todo momento contribuyeron en la realización del evento.

A principios del año siguiente se dio la oportunidad de volver a hacer un evento en el mismo café. Ya no lo denominé Noche de Talentos, sino Manifiestis, que significa “Manifestar” en latín, y en el cual se llevó a cabo una exposición de arte plástico, canto en italiano y rancheras, además de un poco jazz, tango y poesía.

Quiero compartir que días antes del evento una tormenta tumbó varios postes dejando la colonia sin energía eléctrica. Pensé en cambiar la fecha y más me motivó que anunciaron que se avecinaba un aguacero tenaz, el cual nunca llegó, pero me orilló a posponer el festejo.

Me sentí desanimado y reflexioné que lo mejor era no continuar con el proyecto, pero después de despejar mi mente decidí continuar para saber en qué podría llegar a convertirse.

Una semana después se realizó Manifiestis. Acudieron alrededor de 100 personas. Al finalizar el evento invité a los dos artistas plásticos que participaron en esa edición para que formaran parte del proyecto. Había notado su entusiasmo y compromiso y quería formar un equipo con ellos.

Colectivo Firmamento

Pasaron alrededor de tres meses y creímos que era buen momento para organizar otra edición. Ya éramos tres personas quienes nos encargamos de la organización y pudimos incluir a los medios de comunicación para su difusión.

Nos apoyaron periódicos, medios digitales de noticias y hasta televisión. El objetivo principal era el de promover a los artistas locales y poco a poco se aclararon muchos propósitos más como tener un vínculo con los medios y acercarnos a todo el público ensenadense.

En la segunda edición participaron dos artistas plásticos, dos grupos de música, lectura y declamación de poesía, una presentación de salsa y bachata, una presentación de interpretación musical en lengua de señas y un bazar con diferentes obras artísticas a la venta.

Hubo más de 200 asistentes y entonces entendí que el evento crecía cada vez más y podía, en algún momento, convertirse en una referencia como plataforma de difusión artística.

Al darme cuenta que Manifiestis tenía un crecimiento natural eso también incrementa su complejidad en la organización. Por ello invité a un par de amigos, Juan Rodríguez y Dámaris Cuevas, y fue así que se formó el Colectivo Firmamento.

En septiembre pasado realizamos la tercera edición de Manifiestis ya como colectivo y en otro café de la ciudad. Fueron alrededor de 300 personas.

En las presentaciones participaron bailarines de danza árabe y danza africana, un intérprete de música electrónica con videojuegos, ocho escritores, se realizó la presentación de una revista digital,  joven embajador de la ONU ofreció una charla y hubo un bazar con veinte propuestas artísticas a la venta.

Manifiestis creció y seguirá creciendo. Pero sobre todo, será un esfuerzo más para difundir a los artistas con nuestra comunidad.

*Estudiante de Sociología y promotor cultural.

Más Noticias