Zinnia y Andrés

DEPORTES | 
Por L.A.F.D. Fernando Ribeiro Cham
ribeirocham@gmail.com

Hace ya 14 años desde aquella época en la que el atletismo llegó a mi vida. 

Para ser totalmente franco con ustedes, el correr apareció como una posibilidad de mantenerme activo después de la decepción de no pasar el corte en el equipo de baloncesto de la preparatoria. Entonces empecé a correr también en pista y en el Sullivan se concentraba una gran cantidad de atletas, todos ellos con la intención de competir. Yo solo iba a mantenerme activo y sumar una mayor cantidad de kilómetros a mi cuenta semanal.

La invitación llegó del equipo de los "lobos” y fue así que conocí a Andrés Villalobos, un ex atleta que se había especializado en la prueba de marcha y fue esa pasión por esa disciplina, lo que lo llevaría a formalizarse como un profesionista del deporte. 

Acá estábamos los que estudiábamos en el CBTIS, COBACH, algunos ya en su etapa universitaria y otros pocos en el nivel de secundaria. A escasos metros, pero en un lado opuesto a nuestra área de calentamiento, los jóvenes entrenados por Zinnia Garayzar que en su mayoría eran producto de programas educativos particulares, se especializaban, la gran parte de ellos, en las carreras de velocidad.

Debo decirlo, aunque nunca escuché a ninguno de los dos entrenadores prohibirle a uno de sus atletas hablarle o convivir con un deportista del entrenador "contrario”, lo cierto es que había cierto entendimiento implícito de que eran ellos contra nosotros, nosotros contra ellos y que, al rival al que teníamos a escasos metros de nosotros, no se le hablaba, no se le compartía, solo se le competía.

Será mi percepción, pero Zinnia siempre tuvo a los mejores velocistas y Andrés a los que más destacaban en pruebas de semifondo y fondo. 

Hoy veo la pista del Sullivan repleta de jóvenes ilusionados con trascender en el atletismo de la mano de la profesora Zinnia y sé que Andrés trabaja fuertemente con los representativos de la UABC y los prospectos que emergen de la educación media superior.

Creo que la competencia entre esos dos buenos entrenadores, ha venido a mejorar el nivel deportivo del atletismo de nuestro municipio y que además, su trabajo repercute favorablemente y trasciende en otras esferas deportivas.

La competencia siempre nos hace mejores y creo que ese es el caso de Zinnia Garayzar y Andrés Villalobos, dos entrenadores a los que respeto y estimo y que sé, contribuyen al desarrollo deportivo de Ensenada.

P.d. La semana pasada este espacio cumplió seis años. Gracias al periódico El Vigía y muy especialmente a los lectores que amablemente me acompañan semana a semana.





 








Más Noticias