martes, 21 de noviembre de 2017
BÚSCANOS EN:
CyT

Se cayó el sistema

De tintes políticos en la sociedad mexicana, esta expresión se refiere a cuando la capacidad de un servidor es rebasada, se traba, y deja de responder

Sergio J. Castro Becerra/COLABORACIÓN
scastro@cetys.edu.mx | Ensenada, B. C.

“Se cayó el sistema”, es una frase muy conocida por la sociedad mexicana. Tiene orígenes políticos, data de 1988. Está asociada a las elecciones presidenciales de ese año como herramienta o justificación de fraude. La frase se le atribuye a Manuel Bartlett Díaz, secretario de Gobernación durante el sexenio de Miguel de la Madrid Hurtado (1982-1988).

Bartlett ha negado que él sea el autor de la frase. Explica que en 1988 el conteo de los votos era manual, que no había sistema computacional que pudiera caerse. Eso es cierto. En todo caso habría que definir lo que significa la palabra “sistema”. El diccionario de la lengua española define sistema como un “conjunto de reglas o principios sobre una materia racionalmente enlazados entre sí”.

Entonces dentro del contexto electoral de 1988 “sistema” se puede entender como El Colegio Electoral, antecesor del actual Instituto Nacional Electoral. Los resultados preliminares apuntaban a que en el Distrito Federal, la zona conurbada de la Ciudad de México con Morelos y la zona conurbada de la Ciudad de México con el Estado de México favorecían a Cuauhtémoc Cárdenas, lo cual no convenía al “sistema” de Gobierno priista. Posiblemente ese es el “sistema” que se cayó.

De conciertos, tesis y buscadores
En tiempos más recientes se han documentado sistemas computacionales que se han caído. Uno de ellos fue hace poco más de 10 años cuando Led Zeppelin, legendario grupo de rock inglés de la década de los 70, anunció que daría un único concierto después 27 años de inactividad. El concierto sería en honor a Ahmet Ertegun, fundador de la firma Atlantic Records, la disquera que firmó a Led Zeppelin en 1968.

Durante 27 años los seguidores de Led Zeppelin habían mantenido la esperanza de que el grupo se reuniera en forma. Antes habían tocado contadas veces en reuniones esporádicas, se pudiese decir improvisadas, las cuales habían dejado mucho que desear, tanto al público como a los propios integrantes del grupo ya que no había ensayos previos.

Se sabía con anticipación que la demanda de boletos sería mucho más que el cupo de la sala en la que se presentarían, la cual fue la Arena O2 de Londres, con capacidad de 18 mil asientos. Los promotores idearon ofrecer los boletos a manera de lotería, invitando a los interesados a registrarse en el sitio web de la Arena 02, y así poder competir por el derecho a comprar los boletos. Se reporta que rápidamente llegaron 20 millones de solicitudes de registro por parte de 1.2 millones de interesados (entre ellos quien esto escribe) tumbando así el sistema.

El caso más reciente se dio durante octubre de este año. El célebre físico inglés Stephen Hawking liberó su tesis de doctorado el 23 de octubre en la universidad de Cambridge, la cual fue escrita en 1966. La tesis, antes del lunes 23 de octubre del 2017, había estado en los estantes de esa universidad, sólo disponible para consulta física, sin posibilidad de préstamo externo. Quien deseara una copia tendría que pagar el equivalente a mil 615 pesos por ella. Cuando se anunció que la copia de la tesis estaría disponible digitalmente en formato PDF en internet para ser descargada gratuitamente los seguidores de Hawking tomaron nota.

Antes del medio día de ese día el servidor ya había recibido más de 60 mil requerimientos. La computadora que albergaba la tesis no estaba preparada para atender simultáneamente tantos requerimientos, y cayó. El tamaño del archivo es de 72 MB.

Curiosamente este no es el único caso relacionado con una tesis que provoca la caída de un sistema. Google es el resultado de un proyecto de tesis doctoral. El origen de Google es académico, sus fundadores eran estudiantes de doctorado en ciencias computacionales en la Universidad de Stanford, su proyecto de tesis es precisamente la herramienta de búsqueda que hoy conocemos.

Cuando Google empezó a adquirir popularidad en el gusto de los cibernautas, las autoridades de Stanford se vieron obligadas a solicitar a sus fundadores que sacaran los servidores de la red académica ya que la demanda externa para acceder a los servicios de búsqueda que Google ofrecía degradaba considerablemente el desempeño de toda la red interna.

Estos tres ejemplos informáticos son de casos donde existe una demanda genuina, bien intencionada. También existen programas computacionales mal intencionados, cuyo propósito es lograr que un sistema caiga. A estos se les denomina Ataques Distribuidos de Denegación de Servicio, o DDOS, por sus siglas en inglés.

¿Cómo se cae un sistema?
Es simple, los servidores tienen una capacidad específica de cuántas tareas pueden realizar de manera simultánea; cuando esa capacidad es rebasada se dice que se cayó el sistema porque no puede atender el sobre flujo. Cuando el sobreflujo es moderado, la respuesta del sistema es lenta. Cuando el sobreflujo es considerable, el sistema se traba por completo y deja de responder. Esto aplica en todo sistema, ya sea electoral o computacional.

Recibe las mejores noticias del día a través de tu WhatsApp.

Suscribirte a este nuevo servicio gratuito, es muy sencillo:

1. Agrega el número 646 151 - 4145 a tus contactos del celular con el nombre Buzón El Vigía.

2. Desde WhatsApp, envía un mensaje a través de la app con la palabra “Listo” al contacto Buzón El Vigía.

Comentarios

2002 - 2017 Todos los derechos reservados. EDITORIAL EL VIGIA S.A De C.V
De no existir previa autorización queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos