jueves, 27 de abril de 2017
BÚSCANOS EN:
COLUMNAS

El pago de impuestos

Por Lucía Garayzar

Tan antigua como la misma historia del hombre es la recaudación de impuestos, la famosa ley tributaria a la que todos los pueblos han recurrido para asegurar su supervivencia, ha existido desde tiempos remotos y algunos pueblos antiguos la utilizaban principalmente para hacer frente a los asuntos bélicos.
El libro Tratamiento Fiscal de las Asociaciones en Participación, menciona que según textos que datan de hace aproximadamente 5 mil años, las primeras leyes tributarias aparecieron en Egipto, China y Mesopotamia, tales documentos señalaban lo siguiente: "se puede amar a un príncipe, se puede amar a un rey, pero ante un recaudador de impuestos, hay que temblar”.
En Egipto, la recaudación se llevaba a cabo a través del trabajo físico, la obra cuenta que un ejemplo de ello fue la construcción de la pirámide del rey Keops en el año 2,500 A. C. misma que duro veinte años. También se hace alusión de una declaración de impuestos sobre animales, frutos del campo y semejantes. Además, en ese reino el pueblo tenía que arrodillarse ante los cobradores de impuestos del faraón, quienes aparte de presentar su declaración, tenían que mostrarse agradecidos.
En materia de relaciones internacionales, los pueblos antiguos tomaron a los impuestos como una forma de sujeción y dominio sobre los pueblos vencidos, un claro ejemplo fue el Imperio Romano, el cual cobraba grandes tributos a sus colonias, permitiendo que, por mucho tiempo los ciudadanos romanos no pagaran impuestos.
En el México precolombino, era costumbre entregar a los aztecas bolas de caucho, águilas, serpientes y cada año, se les entregaban personas a las que se les arrancaba el corazón como parte de sus ceremonias religiosas.
 El cobro de impuestos también tuvo sus ocurrencias, el rey Azcapotzalco en una ocasión, pidió a los aztecas que aparte de la barcaza que le entregaban con flores y frutos, le llevaran una garza y un pato echado sobre sus huevos, de tal forma que al recibirlos estuvieran picando el cascarón.
Los aztecas mejoraron su técnica de tributación, utilizaron a los calpixques los cuales llevaban como distintivo una vara en una mano y un abanico y con la otra se dedicaban al cobro de tributos, asimismo imponían fuertes cargas a los pueblos dominados, situación que quedó asentada en los códices y posteriormente el tributo en especie de los aztecas fue remplazado por el cobro de impuestos en monedas por el gobierno Español.
Amable lector: cierto es que como ciudadanos responsables, nuestra obligación es cumplir con las contribuciones que nos corresponden porque así lo marca la ley. Pero hay que ver que no solo el rey Azcapotzalco era ocurrente, también en esta época existen impuestos que son verdaderamente una ocurrencia y que solo han servido para engordar el bolsillo de nuestros soberanos.
Por eso desde esta columna, hago un llamado a las autoridades de los tres órdenes de gobierno, dado que todos queremos que Ensenada salga muy pronto del bache en que se encuentra, acudan y hagan público su pago al predial, ya que de esta manera darán el mejor ejemplo y eso motivara a la población a hacer lo propio.

Recibe las mejores noticias del día a través de tu WhatsApp.

Suscribirte a este nuevo servicio gratuito, es muy sencillo:

1. Agrega el número 646 151 - 4145 a tus contactos del celular con el nombre Buzón El Vigía.

2. Desde WhatsApp, envía un mensaje a través de la app con la palabra “Listo” al contacto Buzón El Vigía.

Comentarios
BÚSCANOS EN:

2002 - 2017 Todos los derechos reservados. EDITORIAL EL VIGIA S.A De C.V
De no existir previa autorización queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos