viernes, 24 de octubre de 2014
BÚSCANOS EN:

San Quintín

Ensenada, B.C. - ¿Será San Quintín municipio en las fechas y plazos que pretendían los actuales diputados? Todo hace pronosticar que no.

Las diferencias entre Congreso del Estado y el gobernador José Guadalupe Osuna Millán -que se han mantenido a lo largo de la legislatura- se condensan y expresan en el proceso de municipalización.

Las pugnas entre legisladores y mandatario estatal han sido un proceso de golpeteo continuo y de aprovechar los errores y debilidades del contrario, dejando de lado los intereses generales de los bajacalifornianos.

Dicen un refrán que cuando un par de mulas pelean nomás las patadas se oyen. 

Desafortunadamente en esa lucha -que tiene un motivo y origen partidista- los perjudicados son los ciudadanos ajenos a ese tipo de intereses.

Es el caso de los sanquintinenses, cuyas aspiraciones y sueños legítimos por mejores condiciones de vida son utilizados por políticos sin escrúpulos.

Los que ahora se dicen defensores del progreso en la zona sur y que lloran y gimen por la situación que ahí se vive habría que preguntarles que hicieron antes por mejorarla. Al igual que a quienes rechazan un cambio drástico que catapulte el avance de la región.

Asimismo, lamentable la postura ambigua y acomodaticia de quienes un día votan a favor de la municipalización y a la siguiente semana apoyan a quienes se oponen a la misma.

O de la autoridad municipal, que en condiciones de interponer un recurso jurídico para confirmar y hacer congruente su postura de rechazo a la municipalización esperó hasta  ver lo que haría el gobernador.

Obras son amores y no buenas razones, si realmente hay preocupación por los sanquintinenses deberá promoverse el acuerdo, el diálogo y no el enfrentamiento.

Es mejor un mal acuerdo a un excelente pleito en ese tema. Sobre todo si se piensa sinceramente en el bien de los sanquintinenses.

 

Transparencia

Para garantizar la transparencia y cumplimiento de sus promesas de campaña y hechas como alcalde electo, Gilberto Hirata Chico, deberá publicar la lista de todos aquellos que ingresen a la próxima administración municipal.

Ese listado deberá incluir quienes, cuánto ganarán y cuál es el perfil profesional, laboral o personal que los hace meritorios de ocupar esos puestos.

Esa relación debe comprender también a quienes ingresen por honorarios, por honorarios asimilables a salario y algún otro concepto marrullero que se incluya por ahí para ocultar presupuestivoros y aviadores.

Esperaremos esa lista para ver si en verdad se cumplirá con las manifestaciones de Hirata Chico de austeridad y transparencia.

 

Incumplido

El fallido aspirante a alcalde y ahora nuevamente diputado local, Francisco Sánchez Corona, mantiene incumplida su promesa de dar a conocer la lista de aviadores en el Congreso del Estado. También había dicho que no regresaría a la diputación.

Cuando era candidato prometió ese listado y luego argumentó que en el Poder Legislativo no se la querían proporcionar. 

Ahora forma parte del lugar donde dice hay muchos que cobran sin trabajar. ¿Podría aplicársele al legislador la ley contra aquellos que prometen en campaña y no cumplen?

 

Damnificados

Los llaman los damnificados y las viudas de Trenti. Son fáciles de identificar. Son aquellos(as) que le apostaron todo a Fernando Castro Trenti y ahora explican la derrota con imaginarias teorías de concertacesiones y conjuras antidiabólicas desde la capital del país o de Tijuana.

Todavía no asimilan la derrota ni en lo moral, ni en sus bolsillos. De la noche a la mañana se derrumbaron sus sueños, sus ambiciosos y lucrativos negocios y las jugosas nóminas.

No comprenden aún como del plato a la boca se les cayó lo que pensaban era una sopa segura.

Les quedaron solamente sus esperanzas rotas y los gastos y cuentas por pagar. 

 

Frases

Estás aquí es porque esperas el llamado de Dios, pero no será por celular. Favor de apagar tu teléfono.

(Letrero en una iglesia)

 

Comentarios: elsopordelbuitre@hotmail.com

 


¿ TE GUSTA ESTA NOTICIA ?
Comentarios
BÚSCANOS EN:

2002 - 2014 Todos los derechos reservados. EDITORIAL EL VIGIA S.A De C.V
De no existir previa autorización queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos