miércoles, 17 de enero de 2018
BÚSCANOS EN:
#EnLaMira

Vela armas en Ensenada

El venezolano Jesús Manuel Solórzano está viviendo una aventura de beisbol en el puerto, a la espera de firmar con alguna organización profesional

Vela armas en Ensenada

Jesús Manuel Solórzano.

Jesús Manuel Solórzano.

Ángel Domínguez/EL VIGÍA
adominguez@elvigia.net | Ensenada, BC

En 2011, Jesús Manuel Solórzano Ramos, estuvo considerado como uno de los 12 principales prospectos en el sistema de sucursales de Marlins de Florida.

Seis años después vive su primera experiencia mexicana en Ensenada reforzando a Mantarrayas de Pescadería Muelle Viejo, actual campeón de la Liga Industrial Comercial de Beisbol de Ensenada, mientras surge alguna propuesta.

Participando en la Frontier League -Liga Independiente- con Normal Cornbelters, coincidió con su ex compañero y paisano José Miguel Torres, quien defendió los colores de Marineros de Ensenada en la temporada 2015 de la Liga Norte de México.

“Tenía años sin verlo y me sugirió que viniéramos a México, ya que hay pelota todo el año y aquí estamos adaptándonos”, luego de casi tres meses radicando en el puerto junto a su esposa e hija.

Tras ser contactado por los patrocinadores de Mantarrayas, Solórzano, quien pasó por la Liga Bolivariana de su país, encontró “un equipo unido, lleno de gente buena con la que siempre estoy en contacto”.

El Torneo Interligas de Primera Fuerza, representando a la IC, dijo, “lo agarro para ponerme en ritmo y esperar una oferta, lo que quiero es jugar beisbol”.

“Me sirve estar activo, pero no estoy acostumbrado a jugar en un nivel como este y sólo una vez a la semana, con pitchers que tiran tan suave, aunque de repente aparece uno que lanza un poco más duro”, expresó.

Además, considera que “hay equipos que salen con ganas y así debe ser para dar un buen espectáculo, hay que respetar este deporte y jugar al 100 por ciento, yo soy crítico de quienes no lo hacen”.

ANTECEDENTES
A los siete años, aún sin imaginar que el deporte daría un giro a su vida, tal como sucedió con sus hermanos, quienes se dedican al kick boxing y basquetbol, por insistencia de un vecino comienza a practicar beisbol.

“Me comentaba que tenía buen tamaño y que podía destacar, así que me monté encima de mi padre para que me inscribiera y mi amigo era el que me llevaba a los juegos, siempre estaba al pendiente y con el paso del tiempo me motivó más que mis padres fueran a verme”, señaló.

El sudamericano entrenaba dos días a la semana, “haciendo lo básico”, hasta que “a los 17 años trabajaba y estudiaba y veía a muchos muchachos practicando todos los días”.

En una ocasión, acompañado por su hermano, “nos paramos a preguntar y nos explicaron sobre el proceso para ingresar a la academia en Barcelona, en la que había posibilidades de firmar un contrato profesional”.

“Asistí al chequeo, aprobé y ahí empecé a prepararme con rutinas diarias, mañana y tarde metido en el estadio trabajando con Juan García, quien me ayudó bastante”, recordó.

Luego de tomar parte en alrededor de 30 try outs y quedarse a un paso de ser adquirido por Mets de Nueva York en 2007, su gran oportunidad estaba por llegar.

“Le informé a mi preparador físico que sería mi último chequeo y si no pasaba nada, tiraría la toalla y me iría a casa, debido a que en todos los anteriores me iba bien, gustaba, me decían que llamarían y me quedaba esperando”, puntualizó.

Actualmente, añadió, “sigue siendo lo mismo y a los jóvenes trató de explicarles como es la situación para evitar que pasen por eso, primero los ilusionan, posteriormente viene el desánimo y deben estar fuertemente preparados psicológicamente”.

A ocho horas de distancia de su ciudad natal, en Maracay, es contratado por Marlins de Florida, vía el scout Wilmer Castillo, “un poco viejo como decimos en Venezuela, faltaba un mes para cumplir 19 años”.

Durante su paso por las “granjas”, permaneció dos años en la Dominican Summer League (2009 y 2010).

“En 2011, ya en Estados Unidos, fui el prospecto número 12 de la organización, en 2014 alcancé Clase A Fuerte, en 2015 me invitaron a un spring training y me dejaron libre”, indicó.

En la Liga Profesional Venezolana ha pertenecido a Tiburones de la Guaira, Cardenales de Lara -club que lo adquiere en un cambio por el ex Fili de Filadelfia Mauricio Robles- y Caribes de Anzoátegui.

“Caribes es el equipo de donde soy y el estadio está a 15 o 20 minutos de mi casa”, detalló.

También vistió la franela de Joplin Blasters en la American Association y Normal Cornbelters en la Frontier League.

Ambas Ligas Independientes, aseguró, “son bastante fuertes, se juega buena pelota, con nivel AA y gracias a Dios me fue muy bien”.

Solórzano puede defender los tres jardines, sin embargo, “creo que mi posición natural es el right field, es en el que me siento más cómodo”.

CUALIDADES
“Me gusta llegar temprano, soy una persona que le gusta escuchar y prestar atención, poder ayudar, enseñarle a los jóvenes que tienen que ponerse listos porque no saben cuándo habrá un scout observándolos y podrá gustarles su estilo juego, pero no su actitud ni disciplina”, aseveró.

Razón por la cual, “deben explotar su talento y estar agradecidos de tener a su lado a personas como Sergio Palafox, Antonio Morillo y Fito Sández, pero tienen que superarnos”.

FICHA
Nombre: Jesús Manuel Solórzano Ramos
Fecha de nacimiento: 8 de agosto de 1990
Lugar de nacimiento: Barcelona, Venezuela
Estadísticas ofensivas en sucursales de Marlins (2009 a 2014)
.273, 388 hits, 70 dobles, 17 triples, 30 cuadrangulares, 197 carreras anotadas, 162 impulsadas y 90 robos de base
 

Recibe las mejores noticias del día a través de tu WhatsApp.

Suscribirte a este nuevo servicio gratuito, es muy sencillo:

1. Agrega el número 646 151 - 4145 a tus contactos del celular con el nombre Buzón El Vigía.

2. Desde WhatsApp, envía un mensaje a través de la app con la palabra “Listo” al contacto Buzón El Vigía.

Comentarios

2002 - 2018 Todos los derechos reservados. EDITORIAL EL VIGIA S.A De C.V
De no existir previa autorización queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos