martes, 21 de noviembre de 2017
BÚSCANOS EN:
#EnLaMira

Adriana, la deportista perfecta

En softbol representó a México en mundiales, panamericanos y juegos Centroamericanos y del Caribe

Adriana, la deportista perfecta

Adriana Bojórquez.

Adriana Bojórquez.

Ángel Domínguez/EL VIGÍA
adominguez@elvigia.net | Ensenada, BC

Desde que dio sus primeros pasos, heredando el talento de Irma, su madre, Adriana Bojórquez Ávalos empezó a dar muestras de sus cualidades para el deporte en los diferentes escenarios en los que se presentaba.

Nadadora, gimnasta, atleta, voleibolista, basquetbolista y softbolista ejemplar, logró consumar el sueño que todo deportista se plantea al iniciar su carrera: representar a México en competencias internacionales.

Ya sea como pitcher, defendiendo la primera base o las paradas cortas, la “Picapiedra” -radicada desde hace más de 20 años en el estado norteamericano de Oklahoma-, defendió con éxito la franela tricolor en mundiales, panamericanos y juegos centroamericanos y del caribe.

La hija menor de Godfredo “Forito” Bojórquez e Irma Ávalos, sobresalió en la natación y posteriormente en la gimnasia artística, sin embargo, por consejo de Marcelino Reyes tuvo que abandonar la disciplina debido a su estatura.

Bajo las órdenes de Vicente Zamora, de los ocho a los 13 años, Bojórquez cosecha triunfos en el atletismo.

Primero se especializó en los lanzamientos de pelota, bala y disco y “a medida que fui creciendo se dieron cuenta que podía correr 100, 200 y 400 metros”, además de mostrar habilidad en salto de altura y longitud.

“A los ocho años me tocó asistir a Mexicali a mi primer estatal y ahí me bautizaron como la “chiquis” por chiquiona, ya que nunca había estado alejada de mis papás”, recordó la ex alumna de Colegio Ensenada y Primaria Revolución.

Bojórquez, en el primer día de competencia se colgó medalla de plata para clasificar a la etapa nacional del evento estudiantil.

“Faltaba un día y yo quería venirme a mi casa, estaba llorando, me dio calentura, hasta que alguien se lastimó y aproveché para regresar con ellos a casa”, comentó.

Dirigida por Alejandro “Castor” Martínez, formó parte del Club Spikers de voleibol, así como de representativos peninsulares.

“Estaba en Guadalajara en un certamen nacional jugando voleibol, cuando Martha Soto me pidió que me uniera al grupo de basquetbol, deporte que nunca había jugado y como siempre fui alta, me dijo que lo único que necesitaba era que brincara y tirara la pelota donde estuviera alguien esperando”, puntualizó.

Al concluir el certamen en la Perla Tapatía, continuó entrenando, aunque “no me interesaba mucho desarrollar esa área”.

Las enseñanzas del sonorense Juan Cárdenas, entrenador de México en Juegos Panamericanos, de quien “aprendí mucho”, la llevaron a dos nacionales de baloncesto.

SOFTBOL EN EL ADN
Para Adriana era inevitable mantenerse alejada del softbol y a los 13 años estaba debutando con Club Ángeles, al lado de su padre, quien fungió como presidente de la Liga Municipal de Beisbol de Ensenada de 1970 a 1975.

Su impacto en los diamantes fue inmediato al recibir su primera convocatoria a selecciones de Baja California.

“Era algo que ya traía pero no lo desarrollaba, me la pasaba cachando y con spikes desde los dos años, iba al beisbol con mi papá y calentaba con los jugadores”, expuso.

LOS “FORITOS”
“A mis padres los veía jugar, siempre andaba con ellos, eran tremendos deportistas, que me transmitieron sus conocimientos y después me pulí con otras personas que mejoraron las técnicas”, detalló.

Conocedor del deporte de sus amores, el “Forito” detectó las facultades de Adriana y siempre buscó que su carrera siguiera en ascenso.

“A mis 14 o 15 años, mi papá hacía el sacrificio de mandarme a jugar a San Diego cada fin de semana, y ya de grande me di cuenta de sus esfuerzos, debido a los gastos que generan esos viajes y luchando por los patrocinios para que pudiera estar con las selecciones de México”, explicó.

Durante sus viajes a Guatemala, Estados Unidos, Venezuela, Curazao, Colombia, a mundiales, panamericanos y centroamericanos, la “Pica” se preocupaba por las carencias de las jugadoras de otras naciones.

“Siempre me ha gustado ayudar y por eso Dios me bendice, pero mi padre se molestaba porque volvía sin maleta, guante, spikes que él batallaba para conseguir y yo no me daba cuenta, sólo me dedicaba a jugar”, indicó.

PICAPIEDRA
“Casi nadie sabe, pero la responsable de ponerme el apodo de “Picapiedra” es Ruth Romo Beyer, ya que cuando tenía un año, mi mamá me hacía chonguitos y le dijo que me parecía a la de las caricaturas (Pebbles)”.

RETIRO DE 13 AÑOS
Tras contraer nupcias con Steve Walker, gerente operativo de Amateur Softball Association se muda a Oklahoma City.

“Cuando me casé era divorciada, con dos hijos y tengo otros dos con mi actual esposo”, informó la ensenadense, quien hizo una pausa de 13 años para atender a su familia.

Con la finalidad de acabar con el dominio de Tijuana, liderado por Nicky Meyer en la categoría veteranas, Ruth Romo recomienda al mánager Carlos Bernáldez sacar del retiro a Bojórquez.

“Carlos quería ganar y cubrió mis gastos, para mí era una oportunidad venir a ver a mi familia y me puse a entrenar con una amiga que era mi catcher, me estaba preparando físicamente pero con la zona de strike perdida”, apuntó.

Unos días antes de la eliminatoria, “como buena deportista, me llama mi mamá para preguntarme que si estaba preparándome porque que no quería que viniera a hacer el ridículo, y si no lo estaba haciendo que ni me apareciera”.

El resultado, “llegué con buena velocidad pero muy descontrolada, aun así ganamos ese estatal”.

En 2011, Bojórquez y Meyer unieron fuerzas para conducir a la novena bajacaliforniana a la consecución de la corona nacional máster.

PROYECTO
“Mi hija está en la universidad y estoy enfocada dedicándole tiempo, pero uno de mis deseos es transmitir lo que he aprendido y creo que el campo de la Zona de Villas que lleva el nombre de mi papá, que es de la Liga de Veteranos y Segunda Fuerza puede ser el comienzo”, manifestó.

La idea, en conjunto con Héctor “Pelón” González, agregó, es “ayudar de diferentes maneras con aportaciones, clínicas, mejoras al terreno para promoverlo, darlo a conocer y tener cautivos a los jóvenes haciendo deporte”.

“Que no sea únicamente yo, podemos traer gente de Estados Unidos, especialistas en cada posición, en ampayeo y en manejadores para que estén actualizados”, concluyó.

FICHA
Nombre: Adriana Bojórquez Ávalos
Fecha de nacimiento: 20 de febrero de 1968
Lugar de nacimiento: Ensenada, Baja California

Recibe las mejores noticias del día a través de tu WhatsApp.

Suscribirte a este nuevo servicio gratuito, es muy sencillo:

1. Agrega el número 646 151 - 4145 a tus contactos del celular con el nombre Buzón El Vigía.

2. Desde WhatsApp, envía un mensaje a través de la app con la palabra “Listo” al contacto Buzón El Vigía.

Comentarios

2002 - 2017 Todos los derechos reservados. EDITORIAL EL VIGIA S.A De C.V
De no existir previa autorización queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos