martes, 24 de abril de 2018
BÚSCANOS EN:
YO SOY SQ

Buenas vibras

Por Jorge A. López

Bienvenido el año nuevo y el cúmulo de buenos deseos y todas las buenas “vibras” que desbordamos a través de redes sociales así como en las reuniones y festejos a los que acudimos por motivo de las fiestas navideñas y de cambio de año, de las que casi nadie se puede escapar. Un abrazo fraternal a quienes hayan tenido alguna pérdida o evento que lamentar.

El recién llegado 2018, deja ver sin necesidad de ser brujo o adivino, de consultar oráculos o sortilegios, eventos que nos mantendrán ocupados y atentos a su desarrollo. Uno de los que más ocuparán nuestra atención seguramente lo serán las campañas políticas en las que el platillo fuerte, será saber quién resultará electo como el siguiente presidente de nuestro país, y no porque haya muchas expectativas de algún verdadero cambio en la vida sociopolítica de nuestra república. Tampoco porque se vea venir algún candidato o partido que entusiasme a los ciudadanos, así como para que motive a la mayoría abstencionista a salir a votar en esta ocasión.

Por desgracia parte de la expectativa es un poco con el morbo que nos caracteriza a algunos, por no decir que muchos mexicanos, que estamos expectantes del cómo se desarrollarán las campañas y qué nuevos “métodos” aplicarán los estrategas políticos para resultar los “menos peores” electoralmente hablando, recordemos que ya hace varios sexenios que no tenemos gobierno que haya sido elegido por lo menos con el 50% de votos del total de los posibles votantes.

La televisión, radio y prensa tienen cada vez menos penetración entre la población económicamente activa, en particular de las personas menores de 30 años. Las plataformas de programación de entretenimiento ahora vía internet es la que ocupa el primer lugar entre las formas de entretenimiento de la población “joven” de México.

Por otra parte el desconocimiento provocado por el desinterés, la apatía y el descrédito que bien ganado tienen todos los asuntos de la política y el gobierno, vistos como algo desaseado y relacionado con corrupción y todas las tropelías que conocemos, que son el pan de cada día en ese ámbito.

El vacío que provoca que las personas no se interesen y eviten participar, como lo hemos dicho antes, es el principal elemento a considerar por los cuenta votos de cada partido, haciendo los cálculos para resultar electos con los votos que los hagan el mejor perdedor, con eso les alcanza.

Sin embargo, lo invito a mantener el ánimo positivo y saber que sí hay quienes piensen como usted que siguen esperando el momento en que las cosas empiecen a cambiar y vayan en un mejor sentido, que los “buenos” permítame anotarlo así, somos más y que podemos salir de ese letargo y dejar esa pasividad que tan bien ha sido aprovechada en nuestro perjuicio.

Vale la pena iniciar ese pequeño cambio en casa, ponga en práctica un ejercicio, provoque alguna charla sobre estos temas e invite a una sola persona a que se entere, se informe un poco más y analice sin apasionamiento y trate de convencerlo de ejercer su derecho de votar. Si logramos subir sustancialmente el número de votos, tal vez para la próxima los partidos políticos se verían obligados a convencer a más que a sus votos duros, borregos y condicionados incondicionales, que hasta ahora han sido quienes han decidido por el resto.
 

¿ TE GUSTA ESTA NOTICIA ?

Recibe las mejores noticias del día a través de tu WhatsApp.

Suscribirte a este nuevo servicio gratuito, es muy sencillo:

1. Agrega el número 646 151 - 4145 a tus contactos del celular con el nombre Buzón El Vigía.

2. Desde WhatsApp, envía un mensaje a través de la app con la palabra “Listo” al contacto Buzón El Vigía.

Comentarios

2002 - 2018 Todos los derechos reservados. EDITORIAL EL VIGIA S.A De C.V
De no existir previa autorización queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos