martes, 17 de julio de 2018
BÚSCANOS EN:
Raíces

El Museo de Historia Natural de Santa Bárbara

Es un lugar en el que uno puede encontrarse con gratas sorpresas, porque presenta sus muestras y exposiciones de una manera muy atractiva y didáctica, aprovechando los espacios de manera inteligente y cubriendo con creces los objetivos de un museo que busca enseñar, educar y motivar

El Museo de Historia Natural de Santa Bárbara

Entrada al Museo de Historia Natural de Santa Bárbara.

CARLOS LAZCANO SAHAGÚN/COLABORACIÓN
carloslascano@hotmail.com

Una de las ventajas que tenemos los que vivimos en la región fronteriza de Baja California es que tenemos a nuestro alcance muchas de las bondades que existen del otro lado, es decir, del lado de California, Estados Unidos.

Nuestros vecinos tienen aspectos muy positivos, los que vale la pena conocer, para así conseguir y disfrutar esos beneficios y ventajas que nos ofrecen.

Uno de estos aspectos son sus museos. Tienen muchos y muy bien montados, y de todo tipo de temas, muchos de los cuales no los tenemos en nuestra tierra. Historia, arte, ciencia, tecnología, historia natural, antropología son los temas más importantes, pero aún estas temáticas tiene numerosas variantes. Por ejemplo, en el tema del arte los hay de arte contemporáneo, arte griego y romano, arte del medioevo al barroco, arte egipcio, artistas individuales. Además de que el tema del arte contempla pintura, escultura, fotografía, grabado, cine y mil temas más. Realmente es muy enriquecedor visitar los museos de California.

Una de mis temáticas favoritas en cuanto a museos son los de Historia Natural. Me gusta mucho el que se encuentra en San Diego, en el Balboa Park, en donde hay muchos otros tipos de museos. Mucho me impresiona el museo de Historia Natural de Los Ángeles, yo creo es uno de los mejores de California y de los Estados Unidos. Son museos que estimulan e invitan a conocer más y a investigar. Y mucho motivan a los niños.

Recientemente visité la ciudad de Santa Bárbara, ubicada al noroeste de Los Ángeles, frente al Océano Pacífico. Es una ciudad pequeña, pero muy bella, la que conserva un legado histórico de primer orden, ya que fue fundada por los misioneros franciscanos en 1786.

Entre muchas otras cosas interesantes, me encontré con que esta ciudad cuenta con un museo de historia natural. Antes de ir a visitarlo pensé que se trataría de un museo más bien sencillo, sin muchos alcances, como si fuera más bien un espacio de relleno, sobre todo considerando el Museo de Historia Natural de Los Ángeles, que como los mencioné, son palabras mayores.

EXPOSICIONES DIDÁCTICAS Y ATRACTIVAS
Sin embargo, al ir recorriendo el Museo de Historia Natural de Santa Bárbara (Mhnsb), me llevé una muy grata sorpresa. Aunque efectivamente, está lejos de tener los espacios de el de Los Ángeles, éste presenta sus muestras y exposiciones de una manera muy atractiva y didáctica, aprovechando los espacios inteligentemente, y cubriendo con creces los objetivos de un museo de enseñar, educar y motivar.

Me llamó la atención que en Santa Bárbara sus habitantes aman los árboles, ya que toda la ciudad parece estar inmersa dentro de un gran bosque de encinos. El Mhnsb no es la excepción y sus espacios están entre los árboles. También se localiza muy cerca de la antigua misión de Santa Bárbara, que data de fines del siglo XVIII, y actualmente buena parte de su edificación alberga un museo de historia misional que bien vale la pena visitar y complementa el recorrido del Mhnsb.

Desde luego, realicé la visita al  Mhnsb en compañía de mi familia, así el aprendizaje es de todos y además juntos. Iniciamos con una sala que muestra lo que fueron los grupos indígenas de esta región, los Chumash, emparentados con los antiguos grupos del norte de Baja California. De una manera sencilla y didáctica se expone, a través de colecciones de objetos arqueológicos, fotografías, dibujos, esculturas, dioramas y esquemas gráficos las formas de vida de estos grupos. Es una exposición que nos invita a reflexionar sobre lo que fueron estos grupos que hoy ya no existen.

Enseguida se pasa a la llamada Sala Geológica y Paleontológica, en la que se muestra la evolución geológica de la región de Santa Bárbara, desde mil millones de años atrás hasta nuestros días. Incluye una exposición de fósiles en donde se ven mamuts, tigres diente de sable, caballos primitivos, así como otros mamíferos que poblaron esta región en tiempos inmemoriales.

Pasamos a la sala de la vida marina, en donde hay una exposición sobre la vida marina en la costa y el océano frente a Santa Bárbara. La muestra es de sumo interés, ya que registra distintos ambientes marinos que van desde abismos de varios kilómetros de profundidad hasta las playas y costa de los alrededores. Llama la atención los dioramas donde se muestran estos ambientes, ya que se aprecia fueron realizados por verdaderos artistas en conjunto con científicos especializados en los temas. Da gusto ver estas muestras.

Se sigue con la sala mineralógica, que es una galería donde se exhiben gemas y minerales de gran belleza y valor. Son piezas mineralógicas grandes, de colección, que destacan por su belleza. Cristales de cuarzo y calcita, enormes cubos de fluorita y galena, no podían faltar cristales de extraordinaria belleza de la mina de Naica (Chihuahua), así como cristales de feldespato de África. Son muchos los cristales que se exhiben de una manera que los hace resaltar con gran belleza.

Posteriormente pasamos al Luria Hall. Se trata de un espacio interactivo que reproduce el estudio-laboratorio de un naturalista, en donde uno aprende la manera en que los naturalistas estudian las diferentes muestras que van colectando en sus recorridos de estudio por la naturaleza. Ahí se ven, y se pueden tocar y utilizar, microscopios, brújulas, minerales, esqueletos de animales, insectos disecados, libros, notas de campo, computadoras, etc. Incluso hay tiendas de campaña en donde pueden entrar los niños para que vean las condiciones en que se trabaja en campo. Este espacio es especialmente atractivo para los niños.

PLANTAS, INSECTOS , AVES Y MÁS
Hay un salón llamado Cartwright Hall en donde se exhiben colecciones de plantas e insectos de una manera muy ilustrativa. Un espacio especial lo ocupa una colección de mariposas de gran belleza, todas nativas de la región de Santa Bárbara. Enseguida hay dos salones en donde muestran los mamíferos y las aves más representativas de esta región, a través de unos dioramas que dan una idea de los ambientes naturales de cada animal. Aquí se aprecia ese trabajo conjunto de artistas de gran calidad con científicos.

También visitamos un espacio llamado Centro Astronómico, en donde se explica la evolución del Universo y de nuestro Sistema Solar, así como la evolución histórica de los viajes al espacio. La muestra es muy impresionante. 
A un lado de este centro se encuentra un amplio vivero que a lo largo de este verano muestra gran cantidad de mariposas de la región. Aquí no están en exhibición, si no que se les puede ver volar de planta en plata y posarse sobre las flores. Es muy gratificante ver cientos de mariposas volar entre las flores e intentar fotografiarlas.

La última exhibición que vimos es en una gran sala temporal en donde nos tocó ver una reproducción a tamaño natural del esqueleto del dinosaurio que los paleontólogos bautizaron con el nombre de "Sue”. Se trata del ejemplar de dinosaurio Tiranosaurio Rex más completo que se ha encontrado hasta hoy, con un 90 por ciento de su esqueleto. Este hallazgo fue notable y mucho llamó la atención en el mundo científico. Tuvimos la suerte de poder apreciar una réplica completa de su osamenta, montada de manera tal que aparece de pie, como si estuviera atacando. En la muestra se explica bien la forma de vida de estos famosos dinosaurios, así mismo la manera en que se descubrió a Sue y como fue estudiada su osamenta. Disfrutamos mucho de esta muestra.

Antes de finalizar la visita pasamos a la tienda del museo, en donde, además de tantos "recuerdos”, también ofrecen excelentes libros sobre historia, historia natural, indígenas, guías de todo tipo, mapas, videos. Es algo que mucho aprecio de Estados Unidos, en donde quiera suelen tener excelentes libros sobre los distintos aspectos de cada región y su entorno.

Además de todo esto el museo tiene su bosque en donde se pueden hacer días de campo; hay un jardín botánico, un mirador, un pequeño teatro al aire libre y el esqueleto completo de una ballena perfectamente bien montado.

Bueno, estimado lector, si visitas Santa Bárbara mucho te recomiendo visites su misión y su museo de historia natural, es una grata experiencia.
Galería de fotos

Recibe las mejores noticias del día a través de tu WhatsApp.

Suscribirte a este nuevo servicio gratuito, es muy sencillo:

1. Agrega el número 646 151 - 4145 a tus contactos del celular con el nombre Buzón El Vigía.

2. Desde WhatsApp, envía un mensaje a través de la app con la palabra “Listo” al contacto Buzón El Vigía.

Comentarios

2002 - 2018 Todos los derechos reservados. EDITORIAL EL VIGIA S.A De C.V
De no existir previa autorización queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos