viernes, 17 de noviembre de 2017
BÚSCANOS EN:
Principal

Prótesis biónicas con sentido social

El ITR se dedica a innovar en el diseño de prótesis de miembros inferiores, labor en la cual priorizan la reducción de costos para facilitar el acceso de pacientes de escasos recursos a las nuevas tecnologías

Prótesis biónicas con sentido social

A través de la campaña “Una mano para sonreír”, el ITR donó prótesis de mano exclusivamente para niños entre los 2 y los 12 años.

Prótesis biónicas con sentido social

Las innovaciones que han obtenido en sus diseños varían de una prótesis a otra, y están estrechamente ligadas a las necesidades que los ingenieros voluntarios identifican en el contacto con los pacientes.

Las innovaciones que han obtenido en sus diseños varían de una prótesis a otra, y están estrechamente ligadas a las necesidades que los ingenieros voluntarios identifican en el contacto con los pacientes.

Karla Navarro/AGENCIA INFORMATIVA CONACYT
Ensenada, B. C.

El Instituto Tecnológico de Rehabilitación (ITR) es una organización no gubernamental, sin fines de lucro, dedicada a innovar en el diseño de prótesis de miembros inferiores, labor en la cual priorizan la reducción de costos para facilitar el acceso de pacientes de escasos recursos a las nuevas tecnologías.

De 2014 a la fecha, los especialistas del ITR desarrollaron una prótesis biónica de tobillo controlada por un sistema inteligente, una prótesis de rodilla, un exoesqueleto para la rehabilitación de muñeca y un socket construido por impresión 3D.

De forma paralela al área de investigación y desarrollo, el ITR cuenta con un departamento dedicado a realizar actividades de labor social en beneficio de grupos vulnerables y personas de escasos recursos; entre las actividades más importantes del departamento está la donación de prótesis mecánicas diseñadas y construidas por los voluntarios del instituto, en beneficio de cientos de pacientes.

Colaboración universitaria
Rubén Castañeda Martínez, presidente del ITR, relató que el instituto fue fundado tras desarrollar un proyecto para el diseño de una prótesis, durante su etapa como estudiante de la carrera de bioingeniería en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC).

A través de un convenio con la UABC, el ITR cuenta con un laboratorio en la Facultad de Ingeniería, lo que además le permite colaborar con el cuerpo académico, trabajar con los alumnos y utilizar las instalaciones universitarias.

El presidente del instituto especificó que la organización cuenta con dos áreas: la que está dedicada al desarrollo de investigación en prótesis biónicas y el departamento que funciona como una fundación, cuyas labores se centran en desarrollar prótesis de bajos costos para donarlas a pacientes que no pueden acceder a prótesis o equipos de rehabilitación.

Las innovaciones que han obtenido en sus diseños varían de una prótesis a otra, y están estrechamente ligadas a las necesidades que los ingenieros voluntarios identifican en el contacto con los pacientes.

El doctor Roberto López Avitia, director de Investigación y Desarrollo del ITR, enfatizó que la principal función de esta área es el diseño de protocolos a favor de los pacientes, pero también se obtienen datos para realizar publicaciones científicas.

“Mucha gente tiene prótesis pero no la usa porque les molesta, una idea fue desarrollar un nuevo socket con impresión 3D que permite reducir muchísimo los costos y trata de adaptarse de manera más confortable y económica al paciente”, describió.

Para ello fue necesario que los colaboradores del ITR innovaran con la utilización de materiales más livianos, priorizando la comodidad del paciente.

Una mano para sonreír
Como parte de la fundación, el ITR lanzó en abril de este año la campaña “Una mano para sonreír”, mediante la que donaron prótesis de mano exclusivamente para niños entre los 2 y los 12 años.

Rubén Castañeda, presidente del instituto, destacó que el objetivo de la campaña fue donar prótesis construidas con materiales que redujeron los costos de producción.

Dijo que una prótesis convencional de pierna cuesta alrededor de 8 mil dólares, pero la que se construirá para la siguiente campaña del ITR, tendrá un costo inferior a los mil dólares; en el caso del socket 3D, estimó que el costo en el mercado es de mil 500 dólares y la construida por el instituto es de menos de 200 dólares.

Enfatizó que el único requisito que piden cumplir a los beneficiarios es ser un candidato para utilizar prótesis, ya que no se realiza ningún tipo de estudio socioeconómico.

Parte de los hallazgos obtenidos por el ITR en sus desarrollos tecnológicos, fue divulgada en el artículo Evaluation of materials in a biomechanical system for uses in industrial lifting activities, publicado este año en la revista Advances in Materials Science and Engineering.

¿Te interesa ser beneficiario del ITR?
Sólo debes comprobar que eres candidato para la utilización de una prótesis y ponerte en contacto con el instituto.
Sitio: www.itrmexico.com.
Correo electrónico: contacto@itrmexico.com.
Teléfono: (686) 212-11-02.

Galería de fotos

Recibe las mejores noticias del día a través de tu WhatsApp.

Suscribirte a este nuevo servicio gratuito, es muy sencillo:

1. Agrega el número 646 151 - 4145 a tus contactos del celular con el nombre Buzón El Vigía.

2. Desde WhatsApp, envía un mensaje a través de la app con la palabra “Listo” al contacto Buzón El Vigía.

Comentarios

2002 - 2017 Todos los derechos reservados. EDITORIAL EL VIGIA S.A De C.V
De no existir previa autorización queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos