911

Difieren audiencia por caso de pareja que fue decapitada

911
martes, 13 de febrero de 2018 · 00:00

LUIS MIGUEL RAMÍREZ/EL VIGÍA
lramirez@elvigia.net | Ensenada, B. C.

Porque no fueron notificados todos los ofendidos, se difirió la audiencia intermedia por el caso de una pareja de jubilados, que fue decapitada presuntamente por un amigo, durante el año pasado en este puerto.

Se trata del crimen cometido en agravio de José Hilarión Román Miranda, y su esposa, Silvia González Galindo, por el cual fue vinculado a proceso Francisco Eloy “N”, como presunto responsable de homicidio calificado por premeditación y traición, en grado de coautor.

ETAPA PROCESAL
Durante la mañana de ayer, el juez de control, Ernesto Flores Gallegos, determinó que la etapa procesal sea realizada el próximo 13 de marzo, con el fin de informar a alguna de las hijas de la adulta asesinada, y asigne un asesor legal.

En la sala 2 estuvo presente el imputado en compañía de defensores de este municipio y provenientes Tijuana, así como agentes del Ministerio Público adscritos a la Subprocuraduría de Investigaciones Especiales (SIE).

Aunque asistieron dos hijos de Román Miranda, el juzgador indicó que por el homicidio de González Galindo, en la carpeta de investigación estaba como ofendida una de sus hijas, a quien no pudieron notificar en su domicilio, motivo por el cual debía ser diferida la audiencia.

Flores Gallegos exhortó a los abogados del imputado, a que recojan las copias de las últimas diligencias realizadas por los agentes ministeriales, integradas al cierre del plazo de investigación concluido en diciembre de 2017, para que cuenten con una defensa técnica adecuada.

ANTECEDENTE DEL CASO
Como se dio a conocer con anterioridad, fue entre 25 y 28 de mayo de 2017, cuando reportaron a la pareja como desaparecida, hallaron sus dorsos en el municipio de Tijuana, y las cabezas junto a la carretera escénica Tijuana-Ensenada, a la altura del Rancho Turístico Salsipuedes.

En la audiencia de vinculación a proceso realizada el 6 de junio de 2017, el Ministerio Público indicó que al haber sido entrevistado como testigo una primera vez, Francisco Eloy “N” dijo haber llevado al matrimonio para que conociera un domicilio que estaba a la venta.

Sin embargo, tras el hallazgo de las extremidades superiores, añadió que había recibido llamadas telefónicas amenazantes desde febrero del mismo año, así como visitas sospechosas, por parte de un grupo de personas que lo presionaron para que les “pusieran” a las víctimas.

Comentarios