MUNDO DIGITAL

La tecnología detrás de las predicciones electorales

Los medios de comunicación jugaron un papel central en informar las propuestas de los candidatos en las polarizadas elecciones presidenciales de EU
c-t
jueves, 17 de noviembre de 2016 · 00:00
Eduardo Durazo/COLABORACIÓN*
eduardo.durazo@cetys.mx | Ensenada, B. C.

Las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos fueron sumamente polarizadas y no queda duda que los medios de comunicación jugaron un papel central en informar las propuestas de los candidatos.
Hillary Clinton contabilizó alrededor de 500 medios en abierto apoyo a su candidatura. Pero no sólo fue una cuestión de cantidad; los medios más importantes -con alcance global- fueron entusiastas en apoyar a la primer mujer nominada por el partido demócrata, y entre ellos podemos enlistar al New York Times, el Washington Post, el Miami Herald y Los Angeles Times, por mencionar algunos de los nombres más conocidos.
Donald Trump, con apenas 20 medios, quedó muy lejos de las preferencias editoriales; los medios en apoyo al candidato quien finalmente resultó ganador fueron, en general, medios locales -algunos bastante radicales como Breitbart News- los cuales no gozan de la credibilidad e influencia de los medios ya mencionados.

Sistema electoral y encuestas
Es importante recordar que en el sistema electoral en Estados Unidos el voto popular se toma en cuenta para elegir al Colegio Electoral, el cual es en última instancia quién elige al presidente.
El modelo para el Colegio Electoral es que el ganador de cada estado se lleva todos los votos electorales, por ejemplo en Florida estaban en juego 29 votos electorales.
Hillary Clinton obtuvo el 48 por ciento y Donald Trump el 49 por ciento de los votos, por lo que Trump fue quien se acreditó la totalidad de los 29 votos electorales a pesar de que en ese estado Clinton obtuvo cerca de 4.5 millones de votos y estuvo abajo apenas 1 punto porcentual.
Este sistema convierte a la carrera por la Presidencia en elecciones estatales en donde el ganador se lleva todo.
¿Qué predecían las encuestas electorales? El sitio The Upshot del diario New York Times predecía una victoria de Clinton por un margen de 3.7 puntos porcentuales, mientras que el sitio FiveThirtyEight daba 48.5 por ciento a los demócratas y 44.9 por ciento a los republicanos, es decir, un margen muy similar de apenas 3.6 puntos porcentuales.
El resultado final fue que Clinton ganó el voto popular con 47.7 por ciento y Trump el 47.1 por ciento. El margen de error en relación al partido republicano fue de alrededor de 2 por ciento, es decir, una diferencia estadísticamente aceptable.

Los modelos predictivos
En esta elección vimos una modalidad de predicción adicional a los resultados de las encuestas, y ésta se basó en modelos bastante sofisticados.
The Upshot y FiveThirtyEight se basaron en estadística (incluidas elecciones previas y agregación de encuestas); otros como Cook Political Report, en reportes y la opinión de expertos políticos; y otros más innovadores como PredictWise integraron incluso la tendencia en el mercado de las apuestas.
¿Cuáles eran las predicciones para la elección presidencial? Los 10 medios más importantes predijeron la victoria de los demócratas por un amplio margen de probabilidad que iba desde el 70 por ciento hasta el 99 por ciento.
Compararon la probabilidad de perder de Hillary Clinton con la probabilidad que un pateador de la NFL errara un gol de campo en una patada de 37 yardas.
Predecian 275 votos electorales para Clinton vs 263 para Trump, el resultado final fueron 290 votos electorales para Trump vs 228 para Clinton. Es decir, a excepción de pocos medios como BrandsEye, la mayoría falló radicalmente en sus predicciones.
La elección se decidió en estados clave como Florida, Minnesota, Maine, Pennsylvania, Wisconsin y Michigan. Estos estados tienen en común una gran población de votantes blancos sin estudios universitarios, que finalmente fueron más receptivos al mensaje sencillo y radical del candidato republicano.
Otro factor que contribuyó fue la diferencia en los porcentajes estatales, en Florida fue de apenas 1.3 por ciento, en Wisconsin de 1 por ciento, Pennsilvanya de 1.2 por ciento, por mencionar algunos de los más cerrados.
A pesar de la sofisticación de los modelos, los porcentajes se encontraron dentro de márgenes de error que en la actualidad es imposible no considerar, por lo que una elección tan cerrada como la de 2016 termina siendo en la práctica imposible de predecir.

Tecnología y predicciones
Una innovación que llama la atención en los sitios de seguimiento electoral es el uso de tecnologías de visualización sumamente atractivas y con un nivel de interacción hacia los usuarios no antes visto.
El periodismo de datos tomó un lugar central en presentar la información sobre la elección presidencial. La tecnología JavaScript con sus herramientas para graficar como D3 (Data Driven Documents), para servidores con Node JS y tecnologías de bases de datos No-SQL como Mongo DB se han convertido en el estándar contra los que cualquiera que busque presentar información en medios digitales se deben comparar.
Es interesante analizar cómo las salas de redacción han evolucionado a tener una mezcla de editores, redactores, analistas de datos y programadores.
La multidisciplinariedad llegó para quedarse. Es innegable que las tecnologías de Big Data y las capacidad de análisis de información son necesarias para actualizar casi en tiempo real las tendencias que en este caso fueron electorales, pero que pueden aplicarse a muchos otros ámbitos como los negocios, el medio ambiente o cualquier tema inherente a nuestra sociedad en donde la información juegue un papel relevante.
En todos estos temas está presente la necesidad de comunicar de manera sencilla, atractiva y creativa para llegar a un creciente número de lectores en medios digitales.

*El autor es profesor-investigador y coordinador de la Licenciatura en Administración de Empresas en CETYS Universidad.




Comentarios