DESDE EL VIGÍA

Ronda después de comicios

Por Editorial El Vigía
jueves, 1 de febrero de 2018 · 00:00
La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con Estados Unidos y Canadá podría prolongarse hasta después de la elección presidencial en México, consideraron los secretarios de Economía y Relaciones Exteriores.

Al participar en la reunión plenaria de los senadores del PRI y el Verde Ecologista, el titular de Economía, Ildefonso Guajardo, expuso que en la séptima ronda de renegociación, que tendrá lugar en México del 26 de febrero al 6 de marzo, se abordarán los temas más complejos en los que estimó un 60 por ciento de atraso en las pláticas.

Entre los temas mencionó las causas de terminación del TLC, la cantidad de contenido regional de los productos y la resolución de las disputas.

“Esta negociación puede terminar a partir de la ronda México y puede ser tan rápido como a fines de febrero, principios de marzo; o puede ser, puede tener la posibilidad de que cruce la elección y nos lleve a un acuerdo en el mes de julio”, sostuvo.

El canciller Luis Videgaray reconoció que la renegociación del TLC con Estados Unidos y Canadá genera incertidumbre por los tiempos y por la negociación misma.

Sin embargo, añadió, el acuerdo comercial se está negociando con buena fe, a través de un proceso profesional que avanza y no a través de las redes sociales.

“No hemos todavía llegado al final de la ruta, pero sin duda se está encausando conforme a elementos objetivos que permitan lo que es importante en cualquier negociación: Que sea una negociación buena para todas las partes”, externó.

En caso de que el Tratado de Libre Comercio con Canadá y Estados Unidos se cancele, el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) representa un “colchón de flotación” para México, indicó el secretario de Economía.

“El TPP tiene en su estómago el NAFTA, por eso México nunca estuvo de acuerdo que avanzáramos sin Canadá en el TPP”, dijo Guajardo.

“Cuando se construyó el TPP, fue la manera indirecta de modernizar NAFTA, así es que México estaría con una doble apuesta: salvamos NAFTA o mordemos la bala en el corto plazo. Pero tenemos un colchón de flotación en el mediano y largo plazo. No perdamos ese valor estratégico del TPP”.

Fuente: Agencia Reforma

Comentarios