LA BUFADORA

Viuda de Blake al Senado

Por El Mosquito
jueves, 15 de febrero de 2018 · 00:00

El senador panista, Roberto Gil, consideró necesario sentarse a la mesa con el aspirante presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador, para construir la agenda que necesita el país, al margen del resultado de las elecciones del primero de julio.

Entrevistado antes de solicitar licencia para dejar su escaño, el legislador chiapaneco consideró que la posibilidad de triunfo del tabasqueño es un escenario real y que las campañas que lo señalaron como “un peligro para México” ya perdieron vigencia.

“Hay un escenario de que López Obrador gane la Presidencia de la República y si está en la intención de construir una ruta de entendimiento con otros, hay que tomarle la palabra. Nunca lo hemos tenido sentado en la mesa y hay que asumir que también representa a una parte de la sociedad que no puede ser excluida”, planteó.

“El electorado que está detrás de López Obrador debe ser escuchado y para eso hay que sentarlo a la mesa y preparar la agenda hacia adelante y construirla con López Obrador siendo residente, si gana, o siendo oposición, si pierde”, agregó

-¿Dejó de ser un peligro para México?
-Es momento de dejarnos de aquel cuento del peligro para México y asumir que López Obrador representa una parte de la sociedad y que esa parte de la sociedad tiene un punto.

Para quien fue secretario particular del ex presidente Felipe Calderón la campaña contra López Obrador ya caducó.

“Hay mucha gente que ve en López Obrador una alternativa, hay que escuchar por qué esa gente ve en López Obrador una alternativa. No podemos tocar ese electorado, si no entendemos cuáles son sus emociones, sus sentimientos y sus demandas”, expuso.

El también ex presidente del Senado descartó la posibilidad de incorporarse a la campaña del fundador de Morena, pero tampoco a la del aspirante presidencial del PRI, José Antonio Meade, como lo hizo su compañero, el ex panista poblano Javier Lozano.

“No ando buscando chamba, no ando buscando hueso. Para mí, acaba una etapa en el PAN; conocen las tensiones que hemos tenido en los últimos días con la dirigencia, pero también, para no estorbar, hay que saberse hacer a un lado”, justificó.

Gil adelantó que tampoco renunciará a su militancia en el PAN y deseó suerte al abanderado de su partido, Ricardo Anaya.

“Espero que, ganando o perdiendo, le dé al PAN la libertad que requiere para poder reconstruirse”, dijo.

Informó que decidió dejar la posición plurinominal que ocupaba en el Senado porque se trata de un espacio del que debe disponer el PAN y al que llegará como suplente Adriana Loaiza Alarcón, esposa del fallecido ex secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora.

Roberto Gil dijo que se dedicará a dar clases en el ITAM y a litigar como abogado.

¿Mancera por el PAN?
El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, mantiene en suspenso al PRD, pues no ha señalado como colaborará con el partido en la campaña electoral y si aceptará una candidatura al Senado, postulado en el segundo lugar de la lista de circunscripción por el Partido Acción Nacional, que encabeza el frente que integran el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano.

Manuel Granados, presidente del partido reconoció que no ha tenido ninguna respuesta de Mancera sobre cómo participará.

En referencia a la posibilidad de que el jefe de Gobierno sea postulado por el PAN en lugar del PRD en una candidatura al Senado, Granados respondió que no conoce cuáles son los planes del mandatario local y que no está informado de tal acercamiento con Acción Nacional.

“Al propio Miguel Ángel Mancera se le ha hecho la invitación a que sumara esfuerzos en el PRD y no he recibido respuesta puntual de esa invitación”, indicó Granados, que ha sido uno de los colaboradores más cercanos al jefe de Gobierno.

Cuestionado sobre si Mancera buscará candidatura por el PAN porque el PRD no le ha garantizado espacio, el dirigente perredista insistió en que es el funcionario el que no ha dado respuesta sobre sus pretensiones, pues aseguro que sí tiene lugar y cabida en el sol azteca.

Por otro lado, el presidente del PRD indicó que no habrá espacio para desleales que se han ido a Morena y ahora buscan candidaturas.

Sin embargo, reconoció que no hay ninguna garantía de que quien gane un cargo de elección popular por el PRD se quede en el partido y no se vaya a Morena.
 

Comentarios