EL SOPOR DEL BUITRE

Hermafrotidismo político

Por Gerardo Sánchez García*
viernes, 16 de marzo de 2018 · 00:00

En las próximas semanas las-los diputadas(os) locales tendrán una difícil tarea, elaborar el reglamento para la aplicación de la reelección de alcaldes, alcaldesas, legisladores y legisladoras en los siguientes comicios bajacalifornianos.

Esa reglamentación deberá estar lista antes del mes de junio de este año, pues así lo marcan los tiempos legislativos y electorales para las votaciones de 2019.

Será complicada establecer la normatividad, pues jurídica y políticamente aquellos(as) que pretendan reelegirse se podrán mantener en sus puestos y desempeñar al mismo tiempo su cargo y su candidatura.

Tendremos así candidatos-alcaldes o alcaldes-candidatos, diputados-candidatos, diputadas-candidatas o viceversa.

En un país en el cual el uso de los recursos públicos para fines electorales ha sido tradición nacional y -mañosamente- recurrente, reglamentar una situación de ese tipo se avizora compleja.

Aún más cuando serán los propios diputados(as) los que pondrán las reglas sabiendo que se les aplicarán a ellos(as) mismos(as) si pretenden reelegirse.

BOTAS Y UNIFORMES
El actus fidei, acto de fe, según la tradición de la filosofía tomista -gracias Wikipedia- está determinado por el sujeto/objeto en el que se cree.

Ejemplo: creer en el manto protector y purificador del Peje, la honradez de Anaya, el liderazgo y carisma de Meade o en las firmas de los independientes.

Algo parecido está ocurriendo con el “Bota-gate” -se usa el sufijo en inglés “gate” para designar un escándalo público, por ejemplo Watergate, Pemexgate-, infiernito surgido esta semana por la supuesta mala calidad del uniforme y calzado entregado a los elementos de Seguridad Pública.

¿Las botas o los uniformes son de mala calidad?, la respuesta es fácil. Que se haga un peritaje técnico y la revisión de las mercancías recibidas. Si no es cierto los peritos lo dirán, si es verdad habrá que hacerle el reclamo correspondiente -y sustentado- al proveedor.

El argumento de que la licitación se hizo con todas las de la ley sólo garantiza eso, que fue una licitación correcta, pero no es garantiza de que lo que se licitó fue lo que se recibió.

Hubo un descuido por parte de los responsables de recibir esa mercancía, pues de otra manera no se explica que no se hubieran dado cuenta que las botas tenían un logotipo de Ciudad Juárez.

¿Cómo apagar ese infiernito?, con pruebas serias, sólidas y públicas. Ni besando la cruz, ni jurando por el Ánima de Sayula o maldiciendo y acusando de conjuras a quienes se inconformaron.

NANCY RETURN
La diputada federal Nancy Sánchez Arredondo acusó al Gobierno Estatal de ser el responsable de que se cancele la construcción del Cetmar Playas de Rosarito, obra para la que se habían conseguido -e incluso depositado- diez millones de pesos.

También el alcalde Marco Antonio Novelo Osuna y la directora de Servicios Públicos Municipales e Infraestructura, Rosa Sánchez Martínez, acusaron al Gobierno del Estado de ser los responsables de que se pierdan 19.7 millones de pesos de la remodelación del Paseo Hidalgo y la segunda etapa de la Ciclovía.

De estas últimas acusaciones la administración estatal no ha dicho nada. Si no es culpable para desmentirlo, si es responsable para resolverlo.

NOVIAZGO VIOLENTO
El Consejo Coordinador Empresarial de Ensenada emitió esta semana un pronunciamiento que seguramente quitó el hambre, el sueño y la tranquilidad al gobernador Francisco Vega de Lamadrid y al alcalde Marco Antonio Novelo Osuna.

El empresariado local, al menos de las organizaciones que firmaron y respaldaron ese tremebundo rompimiento anunció que ya no participará en las actividades que en forma conjunta realizaban con el Gobierno del Estado y el XXII Ayuntamiento.

¿Qué pasará ahora?, ¿cómo podrán sobrevivir ambas administraciones públicas sin la guía, orientación y apoyo de esos grupos?, ¿es una catástrofe peor que el fin del mundo falsamente esperado en el 2012?

Afortunadamente hay una pequeña luz de esperanza, pues el empresariado inconforme deja abierta generosamente la posibilidad de la reconciliación: “hasta que nos sea otorgada una reunión con Ustedes dos para lograr compromisos sólidos y acordar seguimientos puntuales hasta la conclusión de los proyectos de Ensenada”. Pégame, pero no me dejes.

AVISO
Se venden pastillas para curar el dolor ajeno.
(Leído quien sabe dónde ingaos)

* El autor es periodista y atlantista

Comentarios