DE NIÑOS Y OTROS ENREDOS

Gracias vacunas

Por Dr. Enrique Sicardi*
jueves, 22 de marzo de 2018 · 00:00

Hará ya casi tres años que en el estado de Chiapas fallecieron lamentablemente algunos menores que tenían el antecedente de haber recibido recientemente una vacuna y se demostró en forma indudable que una mano criminal alteró el contenido de algunos frascos multidosis. En lo personal, yo no me atrevo a pensar qué fue lo que motivó tal acto barbárico. Esto propició que los grupos antivacunas se empoderaran y trataran de desvirtuar el innegable beneficio que nos han aportado y seguirán aportando las vacunas.

La conquista de América y la casi desaparición de los pueblos autóctonos, fue propiciada por la epidemia de VIRUELA que trajeron los conquistadores y gracias a la efectiva campaña universal antivariolosa, el 8 de mayo de 1980 en la XXXIII Asamblea de la OMS, se firmó el certificado de defunción de LA VIRUELA, ya que el último fallecido fue en Somalia en 1977. Actualmente, algunas potencias aun guardan el virus para futuras guerras biológicas, a lo cual mis contemporáneos y yo vivimos tranquilos de una supuesta guerra con tal virus, sabedores que no nos pasará nada, puesto que fuimos inmunizados contra ella en la infancia y la inmunidad dura toda la vida.

Situaciones muy similares se están dando con la casi erradicación mundial de la POLIOMIELITIS y hay que decirlo, gracias a la mano de ROTARY INTERNACIONAL, quienes solventaron el costo de la vacuna y millones de niños han sido beneficiados. Enfermedades tales como el Sarampión, Tétanos, Tosferina, Difteria, Rubeola, Meningitis, Rotavirus, etcétera, desde hace muchos años las nuevas generaciones de médicos, nunca o muy ocasionalmente han visto pacientes con alguna de estas enfermedades, y esto es gracias a las vacunas.

Es muy común ver publicaciones en las redes sociales o en Internet de los Grupos Antivacunas y cuando se les pregunta que den las bases de sus comentarios, nunca aportan ninguna evidencia y cuando vemos su perfil profesional, resulta que nada tienen que ver con los campos afines a la biología, pero sobre todo, todo lo basan en rumores, lecturas, comentarios, etcétera, nada basado en la evidencia científica, en verdad, así no se debe proceder, solo asustan a quien menos deben. Al que está bien preparado, en verdad, el tapete no se lo mueven. Les recomiendo en internet busquen una excelente publicación que se llama: SI YO FUERA PADRE-SONICANDO, escrito por un ingeniero en genética, el cual se pone en los zapatos de un padre, se hace las preguntas y otorga las respuestas, creo que les orientará.

Sé que muchos se preguntarán en relación al famoso caso del Dr. Andrew Wakefield que en 1998 publicó en la famosa revista LANCET un artículo sobre la relación de procesos inflamatorios intestinales y AUTISMO en niños (hiperplasia ileal-linfoide-nodular, colitis inespecífica, y el trastorno generalizado del desarrollo en los niños) y su relación con vacuna contra el Sarampión, Rubeola y Paperas, que fue donde nació toda esta campaña para desvirtuar a las vacunas. Años más tarde le costó la suspensión de su licencia como médico ya que se demostró que sus resultados fueron manipulados para un beneficio económico a un competidor de dicha vacuna, y esto costó la muerte y secuelas de muchos niños, puesto que padres decidieron no vacunarlos. Lo que estaba en francas vías de erradicación; ahora en muchos países está volviendo a resurgir: EL SARAMPIÓN. ¿Qué sigue?

México tiene un excelente programa de vacunación, aplica vacuna contra el sarampión al uno, seis y doce años, está última es muy frecuente que no se aplique y los adultos quedan desprotegidos, por lo que es muy importante que aquellos que viajen a zonas de riesgo, se apliquen anticipadamente dicha vacuna.

Para concluir les he de afirmar que los seguros de vida, son seguros para morirnos tranquilos de que estamos dejando una lanita, el único y verdadero seguro de vida son LAS VACUNAS, así de que a poner la pompi, el brazo, la pierna o sólo abrir la boquita y vivir tranquilos.

* Médico Pediatra. Represente APROLAM en Baja California

sicardi53@gmail.com
 

Comentarios