ATERRIZAJES

A encuestas los desaparecidos

Por Adán Echeverría
martes, 27 de marzo de 2018 · 00:00

Le importas tan poco a los partidos políticos mexicanos que todo se traduce a un número. Mesas y mesas de “expertos”, de “mercadólogos”, de “empresas” dedicadas a las encuestas respecto de: ¿por quién votaría usted para este 2018?

Pero usted puede mostrarse resistente a esta encuestitis en la que quieren sumir al electorado mexicano. Ríase de ellos. Las encuestas siempre se realizarán con una muestra y esto implica que cada medio de comunicación, y las empresas, hacen preguntas por redes sociales, levantarán algunos teléfonos, tendrán un espacio en sus páginas y listo. Invierten poco, reportan mucho. No olvide usted que siempre podrá mentirles a los encuestadores, que siempre podrá decir lo que le dé la gana, porque lo último que nos queda de la fallida democracia mexicana es que el voto sigue siendo secreto.

No te dejes amedrentar por lo que dicen los que se creen de izquierda. No tienes por qué anunciar en tus redes sociales tu intención de voto. No tienes por qué tomarle foto a tu boleta y subirla a redes sociales. La secrecía de tu voto es lo único que te dejan, valóralo. Tu voto es secreto y nadie tiene por qué saber a quién se lo quieres dar.

Contesta todas las encuestas que te vengan en gana, la realidad es que el sistema político mexicano y su legislación electoral menoscaban la idea democrática. La realidad sigue siendo que no hay un solo candidato que valga la pena; todo sigue siendo un juego ruin de los partidos políticos de México. Una vez más se repartirán el pastel con tu voto o sin tu voto. Sus maquinarias de seguidores no tienen parangón social, y hagas lo que hagas no podrás jamás incidir en lo que ellos mismos intentan y quieren lograr.

Míralo con los cambios de camiseta que ocurren de un lado para otro, las falsas ideologías, el pleito que impulsa a unos para acusar de persecución. Insultos, lloriqueos, y de vez en cuando asesinatos, y ahí todo se torna peligroso. Álvarez Icaza aliado de Ricardo Anaya, de ese tamaño la incongruencia de su lucha por los derechos humanos.

Los partidos políticos y sus candidatos se acusan de fraude los unos a los otros. Acusan de gasolinazos, de conseguir recaudadores ilegales para las campañas, a cambio de protección, de rutas de la droga, de hacerse de la vista gorda ante el ilícito.

Un chico es desaparecido en la Ciudad de México, y a nadie le importa el chico, importa atacar a Mancera. Desaparecen jóvenes en Jalisco, y lo que importa es atacar al gobernador. Mujeres son asesinadas en Veracruz, y lo que importa será atacar a Miguel Ángel Yunes. Los políticos acusados se defenderán, y sacarán entrevistas en radio, y sacarán comunicados, y luego el gobernador de Chihuahua hará otra marcha, y la realidad es que tú, usted, seguirá cobrando un sueldo insuficiente, y ellos seguirán yendo juntos a la comilona del Jefe Diego, a la boda del hijo del alcalde, a la fiesta del gobernador; todos felices, todos agarrados de la mano: periodistas, empresarios, columnistas, actores, actrices, hijos de presidentes, diputados, y candidatos presidenciales o sus familias.

La realidad seguirá siendo que las más de 100 mujeres asesinadas en México de enero a marzo de 2018, tienen como objetivo darle el triunfo a Andrés Manuel; y esto porque se hace uso de los medios de comunicación para acusar al Gobierno Federal. O como lo hizo Miguel Ángel Yunes, para obtener la gubernatura de Veracruz, azuzando al pueblo con miedo, con el terror a las desapariciones, con el terror a la violencia.

Comentarios