DESDE EL VIGÍA

Riesgo en licitaciones

Por Editorial El Vigía
martes, 17 de abril de 2018 · 00:00

Ante el presente año electoral, uno de los mayores riesgos para inversionistas en el País es que la agenda de licitaciones petroleras sufra cambios, pero se ve difícil un freno a la reforma energética, según la consultora Verisk Maplecroft.

“Los inversionistas han demostrado que las elecciones en México no sobrepasan el umbral de riesgo político que determina la decisión de no invertir”, explicó Jimena Blanco, jefe de investigación política para las Américas de la empresa de análisis de riesgo basada en Reino Unido.

Entre lo que podría ocurrir con la entrada de un nuevo gobierno federal es que se eliminen las rondas petroleras o sólo se lancen pocas.

Hasta ahora la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) ha realizado nueve licitaciones petroleras, que se han traducido en 107 contratos.

Antes de que termine el sexenio están pendientes la Ronda 3.2 de campos terrestres, a realizarse en julio y la Ronda 3.3 de áreas terrestres no convencionales, agendada para septiembre de este año.

Blanco añadió que otro de los riesgos es la inversión de la carga de prueba para quienes ya han ganado licitaciones.

“Esto último podría resultar en un incremento de costos legales y demoras operacionales que pueden afectar el desarrollo de áreas ya licitadas”, comentó por escrito.

Además las demoras en el desarrollo de diferentes áreas tendrían un impacto en la seguridad energética del país y limitarían la habilidad de México de incrementar la producción y reducir las importaciones.

Sin embargo, la implementación de la reforma energética atraviesa una etapa crítica y debe resistir a los embates de la transición electoral para asegurar el crecimiento económico, destacó Enrique González Haas, director general de Schneider Electric en México.

Para el directivo, la dependencia histórica del petróleo no obligó al país al desarrollo intenso de mercados fuera de este entorno, lo que ha limitado al crecimiento en las últimas décadas, pero ahora este mismo sector será clave en su impulso.

“Existe un riesgo de que, si no hacemos los movimientos rápidos, algunos países que ya producen más energía renovable van a dejar de consumir hidrocarburos y eso a los países como nosotros que tenemos riqueza petrolera, nos perjudica.

Comentarios