LUCES DE LA BAHÍA

Réquiem para el PRIAN

Por Juan Zamora Hernández
sábado, 01 de septiembre de 2018 · 00:00

Hay un refrán que dice: “Las vacas al corral”, refiriéndose a la unión de dos entes para determinado fin, que al final fracasan. Y esto es lo que sucedió exactamente con la unión del PAN con el PRI. El acuerdo de los dirigentes de los dos partidos en las elecciones de 1988, para consumar el fraude y dárselo a Carlos Salinas, privando al pueblo de México de que un hombre con una trayectoria envidiable por su capacidad y honestidad, como el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, fue un acto reprobable, que cometieron estos dos partidos que a la larga tenían que pagar como ha sucedido.

Otro caso en el que el PRI perdió mucho de su prestigio de antaño, fue la muerte del candidato oficial de ese partido, Luis Donaldo Colosio, y aunque el sustituto tuvo un éxito tremendo, pues obtuvo cerca del setenta por ciento de la votación del padrón electoral en las elecciones del 94, al terminar el sexenio de Zedillo se vio mal por los errores de su política en la economía de la nación.

Por eso fue la victoria de Vicente Fox. Porque el pueblo ya estaba cansado como sucedió esta vez, de tantos errores, aunado a la voracidad de algunos gobernadores y funcionarios de alto nivel que amasaron fortunas inmensas, como son los casos de los líderes y del hermano incómodo que hasta se cambió de nombre para enviar millones de dólares a Suiza; y peor tantito, que así como pasó con la maestra Gordillo, los perdonaron y al hermano hasta su fortuna mal habida le regresaron.

Y últimamente la política económica del actual gobierno y los escandalosos y bochornosos actos de las autoridades de algunos estados por enriquecimiento ilícito, dio margen a que el pueblo se sintiera defraudado por el alza de la gasolina, del gas, del IVA, y de la canasta básica, y aparte malas decisiones políticas al nombrar candidatos impopulares y sin ser miembros del partido, dio margen a que ni los mismo priistas votaran por el candidato del PRI, originándose la caída estrepitosa del PRI. Así que el pueblo desesperado por la carestía y el alza descomunal de los artículos de primera necesidad, buscó con desesperación quien pudiera solucionar sus problemas, y el mejor candidato para lograr este ansiado anhelo, fue Andrés Manuel López Obrador; no había otro, ya que el PAN también había traicionado a su membresía en sus aspiraciones de mejorar, y además de que su candidato le había asestado un “madrazo” a su partido al autonombrarse candidato sin haber consultado a sus militantes; y lo peor de ese partido, que a pesar de ser de “Derecha” se alió con uno que era el basurero del PRI, como es el PRD, razón por la cual López Obrador renunció al PRD para formar otro partido -MORENA- que a base de mucho trabajo y en pocos años logro un formidable éxito, pues logró aglomerar a todo un pueblo que está harto de los gobiernos del PRI y del PAN, que lo único que les interesaba era el poder, por lo que se aliaron hasta con el mismísimo diablo con tal de estar pegados a la ubre presupuestal; y con esta actitud echaron por la borda el trabajo de muchos años de hombres honestos de estos partidos, pues hay que recordar que hasta 1980, las administraciones del PRI habían sido exitosas por su trabajo en bien de la nación, cosa que los ciudadanos que nacieron después de esos años, pues lo odian tanto porque les tocó vivir con el desastre de estos gobernantes que no supieron hacer su trabajo en bien de su país, y se dedicaron hacer lo contrario de lo que debían ofendiendo con su actitud al pueblo con su mal proceder.

Sin embargo, no creo que estos partidos estén” muertos”, están muy lastimados por la golpiza que recibieron y por eso están en el hospital, pero el trabajo de muchos miembros prominentes y honestos de estos partidos no pueden tirarse y desaparecer. Los dos partidos serán como el Ave Fénix, sanarán y seguirán participando, porque con la golpiza que recibieron van enmendar sus errores y ponerse a trabajar en forma digna, honesta y con mayor rectitud, y los pies en la tierra en bien de México.

Por hoy es todo. Lo escrito es mi forma de pensar por la experiencia de los años y lo que he visto a través de toda mi vida. Desde Plutarco Elías Calles hasta Enrique Peña Nieto.

Hasta la próxima D.M.

Comentarios