EL GABACHO GACHO

Inmigrantes son vitales para EU

Por Le Roy José Amate Pérez*
miércoles, 9 de enero de 2019 · 00:00

En noviembre de 2017, 11 mil 716 inmigrantes, en su mayoría de Guatemala, cruzaron la frontera en las zonas desérticas más peligrosas de Arizona y Nuevo México. Tomaron esa ruta ilegalmente debido a que la política de inmigración generó cuellos de botella en los cruces de asilo legalmente designados.

Estas rutas más peligrosas incluyen riesgos naturales debido a condiciones severas del desierto. Y, los riesgos de ser robados, violados o asesinados por criminales que se dedican al tráfico de drogas o personas. Más frecuente a lo largo de estas rutas.

En diciembre de 2018, 451 migrantes, la mitad de ellos niños, a lo largo de toda la frontera, fueron remitidos a servicios médicos al sufrir de neumonía, tuberculosis y parásitos.

Kevin Alemán, el comisionado de fronteras de los Estados Unidos dice: “Esta es una crisis fronteriza sin precedentes”. ¿Y quién puede negarlo? Esto es más que una crisis fronteriza, es una crisis humanitaria.

El destino de los solicitantes de asilo legal está completamente en manos del presidente Trump. Los refugiados centroamericanos temiendo sus vidas y las de sus hijos, sienten que no tienen otra alternativa. La mayoría de los inmigrantes, preferirían su propio país y cultura. Pero, en última instancia, una vida feliz y segura es lo que todos deseamos y nos esforzamos por tener. La mayoría de los centroamericanos viven en un ambiente nativo repleto de anarquía y sin esperanza de un futuro mejor.

La xenofobia del presidente Trump es contraria a mis intereses como persona de la tercera edad de los Estados Unidos que residen en México. Como la mayoría de los jóvenes, nacieron después de la introducción de la píldora anticonceptiva. Esta generación, como mis hijos, decidió no tener hijos. Una decisión inteligente, dados los costos emocionales y económicos de tener hijos.

El hombre de los EU más viejo murió la semana pasada a los 112 años de edad. Al preguntarle cuál era su secreto para una vida tan larga, respondió: “Fumo cigarros y bebo mi whisky casero a diario. Pero lo más importante, no tener hijos. Crean una vida de estrés. Este cambio cultural crea inseguridad entre nosotros los viejos. Quienes dependen de la seguridad social de los Estados Unidos para sobrevivir.

Al igual que más de un millón de jubilados o más refugiados de Estados Unidos o Canadá que residen en México. Tenemos mucho en común con los refugiados de otros países. No podemos mantener una vida sana y feliz. Vivir donde nacimos y nos criamos. El costo de vida ha superado lo que la mayoría de nosotros recibe de la seguridad social.

En mi caso, elegí hacerlo por razones más que económicas. Yo, ya no pude sufrir la hipocresía de que mi gobierno sea el mayor facilitador de las guerras en todo el mundo. Y, me siento más en casa en México. Con una cultura más parecida a mis padres españoles.

Abraza tu cultura estadounidense de diversidad como lo hizo tu abuelo o tu bisabuelo. Todos vinieron con el mismo objetivo. Una vida mejor y más libre para todos. Los europeos e inmigrantes africanos combinaron sus propios instrumentos y estilos de tocar. El resultado- jazz. ¿Cómo no podrías abrazar la forma de arte más bella de la diversidad cultural que se haya creado? Eso es indígena a los Estados Unidos.

“No significa nada si no tiene el ritmo”, compositor, Duke Ellington.

*El autor es locutor y productor de Soul Jazz que se transmite por 92.1 FM
www.leeamate@gmail.com

Comentarios