LA BUFADORA

BUFADORA

Por El Mosquito
sábado, 16 de noviembre de 2019 · 00:00

La moda entre los autoproclamados activistas es jugar al periodismo en redes sociales, transmitir en vivo eventos oficiales donde llegan gritando y enarbolar todas las causas sociales, y siempre consiguen que algún regidor, diputado o funcionario público sea -bajo el agua- su patrocinador, incluyendo a candidatos independientes, como Rogelio Castro Segovia, porque gracias al tres por ciento de votos que él logró conseguir en las comicios de junio de este año, permitió que el hijo de Ramiro Orea, de nombre Miguel, aunque ya se nombra “Mike”, pudiera convertirse en regidor de minoría en la presente administración municipal que preside Armando Ayala Robles.

Estos personajes son calificados por los analistas políticos como las “criaturitas del sistema”, porque alcanzan posiciones de poder con un bajísimo respaldo electoral, y logran mantenerse en la palestra décadas, como Abraham Correa Acevedo, quien gracias al PRD lleva 30 años en Baja California construyendo una refinería con una gota de petróleo, que en este caso son unos cuantos votos. Y como ellos hay otros que gracias a las espurias alianzas electorales se eternizan en escaños plurinominales, vive placenteramente del financiamiento público y jamás rinden cuentas. No obstante, ahora existen las condiciones para que todo eso cambie, y ojalá el Congreso local promueva una reforma electoral que elimine a los diputados y regidores de lista y representación proporcional y permita que todos los integrantes de congresos y cabildos sean elegidos de manera directa, en las urnas, por mayoría de sufragios y no por porcentajes.

Renuncia esperada
El gusto le duró sólo cuatro meses a Carlos Montejo Oceguera, quien ayer renunció de “manera voluntaria” al cargo de auditor superior del Estado, tras haber sido elegido por mayoría calificada en el tramo final de la controvertida legislatura pasada, cuando a propuesta de la entonces bancada del PAN sumó a su favor 22 de 25 votos posibles.

Sin embargo, desde que fue propuesto los partidos de oposición señalaron que se trataba de un “fiscal carnal” con facultades transexenales, pues él sería el encargado de revisar las cuentas públicas de la administración anterior que encabezó el panista Francisco Vega de Lamadrid, y las del actual mandatario estatal, Jaime Bonilla.

Montejo Oceguera es hijo del primer alcalde de Acción Nacional en Tijuana, Carlos Montejo Favela (qepd), durante el periodo de 1989 a 1992, siendo uno de los principales beneficiados de la llamada ruffomanía de aquella época, y de la cual hoy no queda nada.

Aprueban revocación
El pleno del Congreso del Estado aprobó con 21 votos a favor y 2 en contra, el proyecto de decreto enviado por el Congreso de la Unión, el cual comprende reformas a diversos artículos de la Constitución Federal en materia de consulta popular y revocación de mandato.

Sin embargo, precisa que no podrán ser objeto de consulta popular, entre otros, la restricción de los derechos humanos reconocidos por la Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte; la permanencia o continuidad en el cargo de los servidores públicos de elección popular; la materia electoral; el sistema financiero, ingresos, gastos y el Presupuesto de Egresos de la Federación, y las obras de infraestructura en ejecución.

Por otro lado, la minuta establece que el Instituto Nacional Electoral tendrá a su cargo la organización, difusión, desarrollo, cómputo y declaración de resultados, además de que promoverá la participación de los ciudadanos en las consultas populares y será la única instancia a cargo de la difusión de las mismas.

En cuanto a la revocación de mandato del Presidente de la República, dispone que se llevará a cabo conforme a lo siguiente: será convocado por el INE a petición de los ciudadanos en un número equivalente, al menos, al 3 por ciento de los inscritos en la lista nominal de electores, siempre y cuando en la solicitud correspondan a por lo menos 17 entidades federativas y que representen, como mínimo, el 3 por ciento de la lista nominal de electores de cada una de ellas.

Al final de la lectura del documento y antes de efectuarse la votación correspondiente por el pleno, el diputado Juan Manuel Molina García subrayó que este “es un tema que muchos gobiernos pasados le dieron la vuelta por mucho tiempo, que se trató de un principio muy básico de que el pueblo pone y el pueblo quita. Además es un paso para abatir, en caso de aprobarse, de una vez por todas la figura del presidencialismo que tanto daño le hizo a México”.
 

Comentarios