LA TURICATA

Recuerdos

Por José Carrillo Cedillo
sábado, 16 de noviembre de 2019 · 00:00

Hace muchos años había un programa de televisión que pasaba los domingos por la noche y que ganó rápidamente popularidad y nadie se perdía uno. Me refiero a Juan Derecho interpretado por don Chucho Salinas. Juan Derecho hacía cera y pabilo de todos los que se portaban mal y tenía un chicotito que utilizaba para castigarlos.

Esto viene a cuento porque si bien tendremos que aceptar (a regañadientes) los recortes, estos deben ser justos y parejos. Luego, es incongruente, por decirlo tranquilamente, que los partidos políticos gocen de tanto dinero que se les da como ayuda para su funcionamiento.

Resultan sumamente insultantes las escandalosas cifras que se les asignan, considerando que todos son en la práctica, un gran negocio para sus militantes, y en algunos casos, negocios familiares; son harto conocidas las mujeres y hombres que ya no tienen el menor rubor de que se conozcan sus trastupijes vendiendo descaradamente su voto al mejor postor. Y encima, como premio a eso, se les designan para nuevos cargos en el nuevo gobierno.

Como siempre, pensando en que nosotros no nos damos cuenta. Nos caracterizamos por aceptar a estas personas en la sociedad, cuando muchas de ellas deberían estar en la cárcel, y no debemos aceptar que no les hacen nada porque dicen que no alcanzarían las cárceles… pues hay que construir más.

Delinquen porque saben que no les hacen nada. La impunidad es el flagelo nacional. Y regresando al tema, una vez más se repite como una calca, la historia: el partido en el poder es el ganón, el que parte el pastel se queda con la mayor tajada, para qué quiere tanto dinero Morena?, la respuesta la tiene cualquier alumno de ciencias políticas: para seguir en el poder…ellos saben, sobre todo los ex priistas incrustados, que dieron cátedra cuando tuvieron la sartén por el mango, que no es solamente llegar, sino mantenerse en el poder, tanto, que Charles Degaulle, mandó a sus intelectuales a estudiar cómo le hacia el PRI para tener la dictadura perfecta, como la calificó el señor escritor de cuyo nombre no quiero acordarme.

Tanto dinero, prohíja huevones, juniors, niños bien y niñas mejor, como decía mi maestro de filosofía, todos exhibiendo ostentosamente su riqueza. Basta ya de niños verdes, azules, tricolores o pelirrojos. YA SE ACABÓ! LO ENTIENDEN… o se los gravo en la frente? Para qué darle dinero a los prianes si en ambos partidos están escondidos los rateros que robaron a dos manos, IMPUNEMENTE!, Y acabar (por favor) para siempre con los plurinominales, que sólo sirven para acomodar a la esposa o segundos frentes en la nómina.

Cómo aceptar que la maestra quedó libre sin problemas y le regresaron sus millones mal habidos, ME REVIENTA EL HÍGADO… Por definición, todo partido político debe existir por las cuotas de sus agremiados. Y por otro lado, el calcular la cantidad de dinero dado por los votos que obtuvieron ES UN ERROR, se debe exigir que cualquier partido demuestre tener un mínimo de un millón de miembros (vivos) para recibir el dinero.

Eso evitaría los partiditos familiares y los grupitos salvadores de la patria. (Hasta el señor Cuauhtémoc Blanco ya dijo, que si el pueblo se lo pide, se sacrificará siendo presidente.) Caray! para rebuznadas ya tenemos el Facebook.

jcarrillocedillo@hotmail.com
 

Comentarios