EL GABACHO GACHO

Los presidentes Bush, Obama y Trump han mentido a sus ciudadanos

Por Le Roy José Amate Pérez*
sábado, 28 de diciembre de 2019 · 00:26

En 1985, dejé mi querido lugar de nacimiento y mi hogar en Oakland, California, para vivir a tiempo completo en Ensenada. Hoy me felicito porque sabía que mi país estaba en un camino desastroso de guerras, racismo y pobreza creciente.

Lamentablemente, lo que temía sería el futuro de mi país, se ha cumplido. El miedo y una ciudadanía cada vez más ignorante han elegido un autócrata, sin empatía por los inmigrantes, las personas de color, el medioambiente o los no cristianos. Ya no vi una diferencia en los dos partidos gobernantes en 1985. La democracia, para entonces, ya se había vendido a las corporaciones.

Durante dieciocho años, a los ciudadanos estadounidenses se les dijo la mentira de que estábamos avanzando en la democracia en Afganistán. Y, nuestra participación fue en los mejores intereses de seguridad de los Estados Unidos.

El general retirado Douglas Lute fue nombrado zar de la guerra afgana bajo el presidente Bush, al comienzo de la participación de los EU, ha confesado, a través de entrevistas con la prensa, que: “No teníamos la menor idea de por qué estábamos allí, ni qué queríamos lograr”. No teníamos una estrategia y no sabíamos quién era el enemigo, ni siquiera con quién se suponía que debíamos luchar. La guerra más larga en la historia de EU, y el gobierno de los Estados Unidos mintió acerca de tener un plan.

Trabajadores humanitarios, oficiales militares y diplomáticos informaron que el gobierno de los Estados Unidos les había arrojado tanto dinero que tuvimos que inventar “proyectos estúpidos, con apariencia que valieran la pena”.

Se gastaron billones en helicópteros para el ejército afgano, a quienes no se les dio entrenamiento de piloto de helicóptero. Se gastaron veinticinco millones en camuflaje forestal. Noventa y ocho por ciento de Afganistán es desierto. Treinta y cuatro millones gastados para el cultivo de soja. La soja no es adaptable al clima de Afganistán o las condiciones del suelo. Los ciudadanos de Afganistán no comen soja.

El actual presidente de Afganistán ganó la reelección llenando las urnas. La CIA ha pagado millones de dólares a señores de la guerra, líderes tribales y religiosos en un intento de crear algo de estabilidad.

Los contratistas militares, los traficantes de drogas y los banqueros de Afganistán han recibido ayuda estadounidense. No los civiles inocentes que han sido asesinados por los ataques aéreos estadounidenses.

Durante la guerra en Afganistán (2001-presente), se han documentado más de 31,000 muertes de civiles debido a la violencia relacionada con la guerra; 29.900 civiles han resultado heridos. Se estima que más de 111.000 afganos, incluidos civiles, soldados y militantes, han muerto en el conflicto.

El proyecto Cost of War (Costos de Guerra) estimó que el número de personas que han muerto por causas indirectas relacionadas con la guerra puede ser de hasta 360,000 personas adicionales en función de una relación de muertes indirectas a directas en los conflictos contemporáneos. Estas cifras no incluyen a los que han muerto en Pakistán. Tres mil cuatro cientos soldados de EU murieron en esta guerra.

Estoy feliz viviendo con ustedes mexicanos. Con una consentía de evitar conflictos con otros países. Todavía no entiendo a ustedes, pero menos entiendo la política de los Estados Unidos. Soy alegre que aceptes este Gabacho Gacho.

*Productor y locutor de Soul Street, los domingos 8:30 pm por 92.9 FM

leeamate@gmail.com

 

Comentarios