LA BUFADORA

¿Demasiado tarde?

Por El Mosquito
viernes, 1 de marzo de 2019 · 00:00

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) acordó abrir a la militancia la próxima elección de su dirigencia nacional.

Durante la 63 sesión ordinaria del Consejo Político Nacional, los priistas acordaron solicitar al Instituto Nacional Electoral (INE) que organice dicho proceso.

Al arranque de la sesión, la presidenta del PRI, Claudia Ruiz Massieu, propuso una modificación al orden del día.

“Para que se precise con claridad que el proceso interno de elección de nuestra dirigencia nacional para el próximo periodo estatutario (2019-2023) sea a través de la elección libre, democrática y directa de la militancia”, planteó.

Al acto acudieron ex presidentes del partido como Manlio Fabio Beltrones, Beatriz Paredes y René Juárez, y otros líderes del tricolor, como Ivonne Ortega, ex gobernadora de Yucatán, y Miguel Ángel Osorio Chong, ex secretario de Gobernación.

Durante la reunión se aprobó la integración de nuevos consejeros, entre los que destaca el ex presidente Enrique Peña Nieto, quien no acudió a la sede del partido.

En su discurso ante los 430 consejeros que se registraron, Ruiz Massieu arremetió contra la administración de Andrés Manuel López Obrador y advirtió que no serán una oposición complaciente, pero tampoco inflexible.

La senadora resaltó cuatro objetivos de su dirigencia: mantener unido al partido, convocar a un proceso de reflexión sobre el futuro del PRI, preparar los procesos electorales locales y avanzar hacia un proceso de democracia interna.

Y a pedir prestado
Además, el PRI pedirá un crédito bancario por 250 millones de pesos para solventar sus operaciones durante 2019, informó Enrique Burgos, presidente de la Comisión de Presupuesto y Fiscalización del Consejo Político Nacional, al presentar el estado de las finanzas del partido.

“En el año que corre, el partido tendrá recursos equivalentes a la mitad de los recibidos en el 2018.

“Además, el partido enfrenta el posible pago de laudos, principalmente en materia laboral, que no son solventados por los comités directivos estatales, mismos que el INE, a solicitud de las autoridades judiciales, también descuenta de las prerrogativas que recibe el CEN”, indicó.

En resumen, dijo, la disponibilidad financiera del partido es de 590.6 millones de pesos.

“Monto desde luego insuficiente para solventar los gastos para este ejercicio.

“Esta situación requiere que se lleven a cabo varias acciones, entre ellas destaca la necesidad de contratar un crédito bancario por 250 millones de pesos... con el objeto de complementar los recursos necesarios para financiar la operación del partido”, indicó Burgos.

Hasta la fecha, agregó, el INE ha notificado que descontará de las prerrogativas de 2019 la cantidad de 231.3 millones de pesos, equivalentes a una reducción de casi 28 por ciento de las prerrogativas iniciales de 770 millones de pesos.

Los diputados y senadores del PRI aportaron al partido 43 millones de pesos.

Responde a Krauze
Para no volverse loco con el poder, es necesario ponerlo al servicio de los demás, señaló el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Hay otra frase que a mí me gusta mucho: el poder atonta a los inteligentes y a los tontos los vuelve locos.

“¿Y cuál es la respuesta de esa frase? Para no volvernos locos, para no levitar, para mantener los pies sobre la tierra, entender que el poder sólo tiene sentido y se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás”, dijo en su conferencia de las mañanas.

El mandatario federal respondió así a las expresiones del historiador Enrique Krauze, quien al participar el martes pasado en el Oslo Freedom Forum advirtió que el poder absoluto corrompe absolutamente.

“Leía yo que Krauze, hablando de nuestro gobierno y de manera respetuosa, decía: que se combata la corrupción y que haya democracia, pero que se respeten las libertades, pues es correcto.

“Y decía Krauze una frase que es bien conocida, casi de dominio público: el poder corrompe y el poder absoluto, corrompe absolutamente, y es cierto. Es como un lugar común la frase”, señaló.

El tabasqueño también respondió quienes le recriminaron haber llamado “ternuritas” a políticos, académicos, intelectuales y empresarios que hicieron un llamado a impulsar contrapesos al gobierno federal.

“(…) que dije que los que se agrupaban eran ternuritas, pues es una expresión, ellos se lanzan fuerte a veces, también, entonces decirles ternurita no es ningún problema. Es un cariñito”, dijo.

Comentarios