ATERRIZAJES

Los 100 días que no son

Por Adán Echeverría
martes, 12 de marzo de 2019 · 00:00
Hola ¿Qué se siente haber hecho tanto escándalo para apoyar a Bastón de Mando Andrés, si antes de que cumpla 100 días de gobierno ya no sabes dónde poner tu cara, y ahora piensas que el viejecillo está equivocado? ¿Qué te ha hecho cambiar tu postura, querido escritor?Ay, querido, tantas veces te leí en las redes sociales insultar a las personas que no teníamos la más remota gana de votar por tu presidente. Si, tu presidente. Mienten aquellos que piensan que el presidente, por el sólo hecho de haber sido votado por la tercera parte de los habitantes de México, nos gobierna a todos. Mienten porque no tienen espíritu de libertad. Mienten porque son incapaces de tener creatividad, de ser creativos. Son incapaces de escribir bien porque sólo escriben lo que los demás quieren leer. Ay, pequeño escritorzuelo, ¿acaso te das cuenta? Libérate.

Hiciste tanto alarde de inteligencia, lo mismo que Bastón de Mando. En verdad que todo es culpa de Krauze. Sí, de Krauze, quien fue el primero en nombrar a Andrés el Mesías Tropical y que el Prócer de Macuspana quiso creer y logró la transformación en su mente.

Él es el Mesías Tropical. Porque Bastón de Mando Andrés en verdad se cree el Mesías, pero a lo David Koresh, como un enfermo mental, como el célebre escritor de El Libro de Urantia, el doctor William Samuel Sadle, quien jamás hizo estudios, pero que se topó con un paciente, quien decía ser extraterrestre, y quien le contó la historia para construir tal cosmogonía, tan ávida de adeptos que van llegando como moscas a la miel. Lo mismo Andrés.

Después de la traición perpetrada al levantar el plantón de Reforma, su locura fue haciéndose cada vez mayúscula. Hoy ya no se trata de solamente una locura, sino intentar hacer lo que sabe que no quiere hacer. Sus homilías matutinas en las que jamás presenta datos reales, más que las que trae en su cabecita loca, hace que todos corran a buscar la información real, y todas las tardes nos enteramos de que era mentira lo que dijo el viejillo necio.

Pero el fanático, como tú, queridísimo escritor que tanto te peleaste con todos para validarte como pueblo bueno e inteligente que apoya al Mesías, ahora no sabes ni dónde meter tu cabecita. Y eso apenas comienza.

Cuando comiencen a hacer la leva para cargarse al Ejército (o a la Guardia Nacional) a 50 mil jóvenes, que por hambre y fanatismo correrán a lado de su Maestro Protector, la cosa se pondrá más seria. Bastón de Mando Andrés no será eterno. Y no importa que se relija o no. El Problema al haberse hecho constitucional sus disparates, quedarán ahí para el abuso de toda la brigada de morenistas-partidistas de la ralea de la Rusa Falsa Yeidckol, o de las ridiculeces de Noroña, el lamebotas de Monreal, el peligroso pelele Mario Delgado, la morsa mafiosa de Miguel Barbosa, y tantos personajes nefastos de los que está inundado la tribuna del Senado, la Cámara de Diputados, las oficinas de gobierno. Esa ralea de criminales que viven del presupuesto de la federación.

Pero el pueblo bueno y fanático sigue creyendo que cobrar 108 mil pesos (si es que es verdad que se lo bajaron, yo no he visto sus nóminas ni sus cuentas bancarias). Cuando Andrés se haga al fin a un lado, ¿cuál de estos apóstoles y apóstolas será el heredero?

Y tú, queridísimo escritor, que ya viste que la cosa si viene en serio y no te conviene, ya empiezas a limpiar la pluma de toda la baba que escupiste en el alelamiento en el que habías situado. Te has dado cuenta que Nada hay que celebrar, nada ha cambiado, todo sigue igual y el desempleo es.

Hola Fanático. Eres bienvenido en este tu despertar del fanatismo, antes de que se cumplan los 100 días de gobierno. ¡Todo el poder al pueblo!

Comentarios