LUCES DE LA BAHÍA

Agua para Ensenada

Por Juan Zamora Hernández
sábado, 2 de marzo de 2019 · 00:00

La mayoría de los mexicanos saben muy bien en que consiste el Artículo 115 de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos.

“Los Municipios, con el concurso de los Estados cuando así fuere necesario y lo determinen las leyes, tendrán a su cargo los siguientes servicios:

Agua potable y alcantarillado. Alumbrado Público. Limpieza de la ciudad. Mercados y Centrales de abasto. Panteones. Rastro. Calles y parques y jardines. Seguridad Pública. Tránsito y vialidades Y los demás que las legislaturas locales determinen entre sus ayuntamientos, ssí como su administración y su sistema financiero.

En el párrafo 1V. Dice lo siguiente:
“Los Municipios podrán celebrar convenios con el Estado, para que éste se haga cargo de algunas de las funciones relacionadas con la administración de esas contribuciones”.

Ahora bien, sabemos entonces que el servicio del agua es obligación del Ayuntamiento, y que debe proporcionar el líquido vital a toda la población; en ese sentido, el señor presidente municipal puede anular el convenio y hacerse cargo nuevamente del servicio del agua. Hasta ahí vamos bien.

Pero si el alcalde no puede con el arreglo de las calles, del alumbrado, de la seguridad, de los secuestros, con los robos de autos, la limpieza, es decir, de la basura, en fin, que hasta parece que le tienen prohibido que haga su trabajo, porque hasta estos días Ensenada está abandonada y no hay quien se preocupe por ella, y los recursos que se recaudan sólo alcanzan para la nómina, que es muy alta y apenas si logran cubrirla; y para hacer lo más urgente para la seguridad y arreglo de las calles, pues como no hay dinero, hay que endeudar más a la ciudad. y a ver quién lo paga.

Y eso ni modo, nos tocan a nosotros cargar con los errores de los señores funcionarios municipales, actuales y anteriores.

Por esa causa creo que lo mejor es que los servicios de agua y alcantarillado sigan en manos del Estado. Sólo hay que estar pendiente y exigirle al gobernador que cumpla con esta obligación para que no nos falte este líquido que nos mantiene con vida.

Así es que pidamos al gobierno estatal el agua que nos hace falta.

Y con esto me despido y hasta la próxima. D.M.

Comentarios