LA BUFADORA

Le sacaron al “parche”

Por El Mosquito
jueves, 21 de marzo de 2019 · 00:00

En 28 meses, nunca se había suspendido una sesión de Cabildo por falta de quorum, sí, por falta de regidores para votar la revocación de la concesión de parquímetros a la empresa Iberparking.

Lo que sí es un hecho, es que por primera vez los regidores se pusieron de acuerdo… pero para faltar y “reventar”, como se dice en el argot porreril, la sesión de Cabildo que se convocó ayer de manera urgente.

No se pudo llevar a cabo una sesión del Cabildo ante la ausencia de siete regidores, porque el presidente municipal solicitaría el inicio del proceso de revocación del contrato para la instalación de parquímetros, lo que podría ser un indicativo de que el último periodo de la administración de Marco Novelo, no será fácil, con todo y que hayan presentado sus justificantes y que el mismo presidente municipal asegure que no hay conflicto entre los que ahora parecen ser dos grupos al interior del Ayuntamiento.

Lo que se sabe, es que los presentes y ausentes están “hartos” de que el alcalde cambie de decisión según el día de la semana, el clima, o el “asesor” que tenga al lado, y que además de que se trataría el tema de los parquímetros, la Tesorera Municipal se ha negado a entregarles los recursos etiquetados para gestión social.

Otro de los chismes de pasillo, es que la revocación propuesta por el munícipe, es para limar asperezas con la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), y en particular con Jorge Menchaca, luego que en el pasado carnaval, sus asesores tuvieron la brillantez de quemarlo como “mal humor”.

Interés público
En más sobre ese tema el texto sobre los motivos de la fallida sesión extraordinaria de Cabildo resulta inquietante y casi, casi tragicómico.

Dice así: “para ser aprobado por obvia y urgente resolución el punto de acuerdo relativo a que se proceda por motivo primordial de interés público y después de un análisis minucioso jurídico-administrativo a dar inicio al proceso de revocación de la concesión para la prestación del servicio de cobro de Derechos por concepto de Estacionamiento (sic) de Vehículos (sic) en la vía pública regulada por Parquímetros (sic)”.

¿Quiere decir que cuando se lanzó la licitación y otorgó la concesión nunca se revisó el interés público?, ¿no se acordaban los ediles que tienen que defender el sacrosanto interés público que de la noche a la mañana les brotó en el alma?

Otro de los conceptos de ese texto es de una ingenuidad política y jurídica enternecedora: “después de un análisis minucioso jurídico-administrativo”.

¿Quiere decir que la concesión se otorgó sin haberse hecho una revisión cuidadosa de la misma?, ¿lo revisaron minuciosamente después y no antes?

En la larga declaración que hace el alcalde Marco Antonio Novelo Osuna no se especifica con claridad cuáles son los errores, fallas o deficiencias jurídicas-administrativas que motivan la cancelación.

Esto es muy importante pues el director de Iberparking, Manuel Pérez Gallegos, advirtió que de cancelarse la concesión podría exigirse una penalización o indemnización de hasta 400 millones de pesos. En este caso, ¿quién lo pagaría?, ¿los ediles que ya se van?, ¿los ciudadanos?

Hace algunos años ocurrió el famoso caso de Casa Plinta, una planta tratadora de aguas negras que se licitó, se otorgó, pero nunca se construyó porque se canceló la licitación. Sin embargo, sí se pagó. Se pagaron decenas de millones de pesos.

¿La pagó el funcionario que hizo “mal” la cancelación de dicho contrato?, ¡claro que no!, la terminaron pagando los usuarios de la Cespe. Otorgar y cancelar no es cosa de juegos, ni de titubeos, ni indecisiones políticas y personales.

Reutilizarán materiales
El secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, afirmó que los materiales de construcción que han sido vertidos o utilizados en el aeropuerto de Texcoco, que será cancelado, se reutilizarán en la obra del aeropuerto de Santa Lucía.

El funcionario federal precisó, incluso, que materiales como acero, tezontle y basalto serán reutilizados en otras obras de infraestructura, no sólo en las aeroportuarias.

“Los materiales es un tema interesante, estamos haciendo un análisis de los materiales que tenemos en Texcoco, tenemos una enorme cantidad de materiales que ya estaban planteados, que van a ser utilizados en todas las obras, no sólo en las de los aeropuertos, sino en muchas otras obras”, dijo en entrevista en Palacio Nacional.

“Estamos viendo cuáles son las necesidades de cada obra para ver qué parte de los materiales que ya tenemos (podrían requerir), acero, tezontle, basalto, que tenemos cantidades importantes en Texoco”.
 

Comentarios